Debatiendo con el corazón y la razón, sin dar paso al odio

Share:

ENTREVISTA-A-JUVENAL-ÑIQUE-RIOS

 

Luego de conversar con una persona que lleva casi un siglo de vida, era obligatorio consultar sobre el significado de una palabra que no pertenece a la categoría de la politiquería –no digo política- ni de la demagogia; por el contrario, tiene su fuente cristalina en el apostolado de la verdad y la honestidad.

 

Después de dialogar -por más de una hora- me quedó la duda: si mi entrevistado había respondido con uso de razón y meridiana claridad, en un acto de “confesión de parte” o “testimonio cristiano”. Es que –por sus respuestas- él podía perder, después de un siglo de vida, el enorme privilegio de ser admirado por sus amigos del Partido Aprista Peruano (PAP), con quienes compartió el momento histórico en que daban esperanza y vida a los pueblos latinoamericanos ante “el imperialismo yanqui”.

 

Eran los tiempos del indiscutible liderazgo de Víctor Raúl Haya de la Torre (Trujillo, 22 de febrero de 1895 – Lima, 2 de agosto de 1979), fundador de la Alianza Popular Revolucionaria Americana y líder histórico del Partido Aprista Peruano (APRA), en cuya palabra el pueblo confiaba: en su doctrina, en su filosofía, en su elocuente y encantadora voz que nos hacía amar a su pensamiento y comportamiento ético.

 

Respecto a lo dicho y escrito sobre la ética por diferentes filósofos e intelectuales, prefiero –sin temor a equivocarme- escuchar y reflexionar, en vida, sobre una extraordinaria lección pragmática y teórica. Mejor diría magistral lección de ética, porque al discernir sobre el testimonio de mi entrevistado y el significado que el diccionario prescribe sobre la ética, no se si los intelectuales de la Honorable Real Academia Española tuvieron como inspiración a Juvenal Ñique Ríos: “Conjunto de normas morales que rigen la conducta de la persona en cualquier ámbito de la vida. Parte de la filosofía que trata del bien y del fundamento de sus valores”. A continuación, el testimonio vivo de don Juvenal:

 

A cómo de lugar:

 

La frase “A cómo de lugar recuperamos Trujillo… ” podría interpretarse que cuando tengo que alcanzar algo, no importa si lo logro con cosas licitas o ilícitas. ¿Qué tan ético es este enunciado?

A mi parece que es un lapsus. No quiero asignarle una importancia política como se puede asignar en otras oportunidades. En el día de la fraternidad debemos tener la mejor disposición para entender mejor las cosas. No creo que se trate de un desafío, lo que sería una cosa muy seria. No pienso en eso. Pienso en la concertación que es la voz de orden –¡Y debe ser la voz de orden para todos los políticos en el país!- Como decía el famoso político Ramiro Prialé, “concertar o parlar no es renunciar”.

Es conveniente recuperar esa frase y entender que es lo mejor que puede haber. Entendernos, intercambiar ideas sin arriar nuestras banderas; pero entendiendo sobre todas las cosas los sagrados intereses del país.

 

Obras versus oposición

 

Cuándo uno avala una obra de un  enemigo político -adversario político, me corrigió don Juvenal- ¿se le puede acusar de haber sido “comprado ideológicamente” y generar enfrentamientos?

Me parece un absurdo. Los enfrentamientos, para mi no tienen importancia. Para mi tiene importancia hacer las obras que deben hacerse en beneficio de Trujillo, ¡nada más!

 

Cambio de autoridades

 

Sobre el cambio de autoridades elegidas democráticamente, mediante la modalidad jurídica de revocatoria, ¿Qué opina usted?

 

No estoy de acuerdo con las revocatorias. Déjenlos que terminen su periodo y luego el pueblo elegirá a sus gobernantes que le conviene. Será la justicia quien los juzgará, si han cometido algún delito tipificado en las leyes. Será el pueblo quien se dará su respaldo o no. Ahora, políticamente se manejan las cosas. Es una manipulación política de acuerdo a ciertos intereses.

 

El adversario

 

Existe una intensa confrontación con Alianza Para el Progreso (APP), ¿qué opina al respecto?

En cuando a César Acuña el tiempo lo dirá. No se sabe si él va a persistir en su decisión de postular a la presidencia. No se sabe si dará un paso atrás. De manera que hay que esperar con mucha paciencia.

 

Pienso en la concertación; debe ser la voz de orden para todos los políticos. De manera que hay que concertar. Volviendo a la frase de Prialé: concertar no es pactar. ¿Cuál debe ser la voz de orden? ¡Concertación!, pero hay que concertar sobre los legítimos conceptos. Primero, qué es la concertación y qué vamos a conseguir con la concertación. Vamos a intercambiar opiniones, pero vamos a sacar conclusiones que convengan a los intereses nacionales.  Esa debe ser la médula de la concertación.

 

El orador

 

En los preámbulos a los discursos de Víctor Raúl Haya de la Torre (VRHT), usted era el orador infaltable. Con admirables habilidades retóricas, pero con contenido, no como ahora con show musicales, ¿qué opina usted?

 

¡Lo que tenemos es ausencia de un verdadero liderazgo en todos los partidos políticos! ¡Ahora, no hay esos líderes de antaño! donde se podía verdaderamente intercambiar opiniones. Sí, participaba a pedido de Haya de la Torre, quien decía: “¡Juvenal yo quiero verte en la tribuna!”. Yo era un dirigente del partido, solía estar por aquí y por allá, organizando. Él me llamaba, me decía que hable antes; pero también últimamente cuando Miguel Angelats estaba en su dimensión intelectual (lamentablemente duro poco), también él hablaba.

 

“¡Antes que yo habla Juvenal!”, ordenaba Haya de la Torre. Eso me agradaba, después del mitin me hacía llamar a la cena, pero no me gustaba estar. Estaba por allí, coordinando, sobre todo viendo que la gente de otros lugares tengan el camino para el retorno. Esa cosa seria que teníamos nosotros como dirigentes políticos, pero el jefe me hacía llamar. Luego me comentaba: “Me gustan tus palabras, porque no son de memoria, tienen contenido que corresponden al mensaje que yo quiero dar al pueblo de Trujillo”. Efectivamente, yo captaba el sentimiento popular de Trujillo y en mis palabras –lamentablemente no han sido grabadas- estaba ese mensaje. Y él las cogía y empezaba.

Haya de la Torre era un brillante orador.

 

La conferencia más impactante y el encuentro con Víctor Raúl

 

¿Qué recuerda del pensamiento de Haya de la Torre y del Apra?

 

Voy a remontarme a muchos años atrás, la revolución de Trujillo impacto mucho en mí. Por ello, cuando Haya de la Torre pronunció una conferencia en el  Teatro Popular (Jr. Ayacucho), lo que dijo fue un discurso extraordinario.  Fue un encuentro con el pueblo. Habló de los fusilados, de los muertos de la revolución de Trujillo, pero habló en un lenguaje de ternura, de manera que me estremeció profundamente.

 

Por ello, ese día voy a la casa de él y me encuentro con quien fuera mi maestro en el colegio, el Dr. Nicanor León Díaz; y con un primo mío, Candelario Mendoza, secretario de política en esa época del APRA. Ellos entraban en la casa de Haya y me hicieron pasar. Me abracé con el jefe del partido. Después de una elocuente conferencia yo seguí vibrando en mi interior y, abrazar a Haya de la Torre, fue para mí algo extraordinario. También, cuando abrazo a Manuel Arévalo, un orador brillante, de frases con contenido.

 

Además, yo encontré en la casa de Haya de la Torre, al compañero Daniel Hoyle, del Grupo Norte y era el secretario provincial del partido en Trujillo. También pronunció palabras de un gran contenido filosófico. Daniel Hoyle fue un dirigente político por excelencia, además fue un músico extraordinario. De manera que todo eso impactó en mí. Yo salí vibrando de emoción, pero era una emoción tan profunda que jamás me he olvidado. No me olvido del discurso del 33 en el Teatro Popular; no me olvido de los rostros de esos hombres como Daniel Hoyle, Manuel  Arévalo. Salí más convencido del pensamiento de VRHT y de sus militantes.

 

Por el buen camino

 

Entonces ¿usted estaba convencido que iba por buen camino? ¿Aún sigue convencido de ello? ¿No se equivocó? ¿Usted se ha desilusionado?

 

Nunca , porque Haya de la Torre verdaderamente quería al pueblo de Trujillo, quería al Perú. Haya de la Torre lo sintió dentro de él. Nunca me desilusionó, porque nunca sembró el odio. Nunca quiso devolver golpe por golpe; no fue así. Él pensó hasta su muerte que era importante intercambiar ideas, armonizar ideas de acuerdo a los intereses nacionales. Tampoco quiso que el partido aprista figurara –como se ha dicho muchas veces- como el único partido político, por cierto sentido equivocado de egoísmo. Haya de la Torre decía necesitamos que se formen más partidos para poder intercambiar ideas, debatir ideas eso es lo importante en nuestro país. Pero, no un debate por debate sino un intercambio de ideas con el corazón.

 

Con el corazón y la razón

 

Ahora, ¿hace falta el debate con el corazón y la razón en la mano?

 

Sí, creo que sí. Lo que pasa ahora en el Perú y con todos los partidos políticos, no solo con el APRA, es que falta hablar con el corazón al servicio del país. No podemos hablar de enemigos políticos sino simple y llanamente de adversarios políticos, porque así podemos discrepar, pero entendiéndonos al fin, ¡entre enemigos nos despedazamos! No es esa la política científica que quería Haya de la Torre.

 

La prueba de ello está en una cartas, cuando desde su encierro injusto escribía: ”¡No olvides que el aprismo es un movimiento dialéctico y relativista y, es más, es un camino abierto al infinito”. Al respecto, en un coloquio el jefe (VRHT), reflexionaba si la ciencia política es estática o dinámica. Si había una metodología estática o en movimiento de acuerdo a los cambios científicos que vive el mundo en las diversas épocas. Y esto es lo que nos hace falta entender… (enfatiza Juvenal Ñique Ríos recordando a Víctor Raúl Haya de la Torre, a los 34 años de su muerte).

 

Tiempo interminable es conversar con don Juvenal, pero tenemos que hacer una pausa. Su familia, el domingo 14 de julio, en la iglesia Medalla Milagrosa, ofició una misa de salud al cumplirse sus 98 años de juventud espiritual y ética pragmática que reta a los siglos de los siglos.

 

 

Por: Raúl Rivero Ayllón

Colaborador

Comentarios

Previous Article

Ex reo entra a casa y viola a mujer delante de niña en Buenos Aires Norte

Next Article

Cayó asesino de un ex trabajador de la Municipalidad Distrital de La Esperanza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *