César Ortiz: “Se tiene que separar a los funcionarios corruptos del poder”

Share:

Luego del criticado discurso del presidente Ollanta Humala el pasado 28 de julio muy poco se ha hablado de cómo se va solucionar la seguridad ciudadana, e incluso el próximo 15 de agosto será interpelado el ministro Wilfredo Pedraza, esto es el reflejo que todo va de mal en peor, por ello el internacionalista en seguridad, Cesar Ortiz Anderson opinó sobre este preocupante tema.

 

¿Cree que fue apropiado el enfoque que dio el presidente sobre la seguridad ciudadana?

 

En base a los siete ejes propuestos por el presidente Humala en su discurso presidencial, todo indica que su labor será a mediano y largo plazo, eso quiere decir que en el corto plazo la criminalidad seguirá incrementándose. Pero la gran interrogante sería porqué decenas de extranjeros vienen a delinquir a nuestro país, sencillamente lo hacen porque conocen perfectamente el sistema de respuesta que tiene el Estado, hay corrupción, impunidad y un falso espíritu de cuerpo en las instituciones de seguridad pública, justicia y sistema penitenciario.

 

¿Lima se está convirtiendo en una de las ciudades más inseguras del país?

 

Lima es una ciudad que ya pasó largamente los 9 millones de habitantes y como toda gran urbe tiene un abanico de riesgos para los ciudadanos, más aun cuando no existe una cultura de seguridad preventiva en la población, pues si cumpliera con lo propuesto solo estaría sentando las bases, me parece que  el fenómeno de inseguridad ciudadana es una tarea pendiente que dejará este gobierno.

 

¿Cree que haya una solución para esta preocupante realidad?

 

En cuanto a que pasará en lo que resta del 2013 en seguridad ciudadana, es una respuesta algo complicada, se dice que se incorporará más equipamiento como los patrulleros inteligentes y sistemas de comunicaciones, pero en mi opinión el recurso humano es fundamental y allí tenemos serios problemas, por ello vuelvo a repetir que la raíz del mal está en las instituciones del Estado que abordan esta problemática, me refiero a la Policía, Ministerio Público, Poder Judicial y Sistema Penitenciario. Mientras no se realicen profundas reformas en esas instituciones, empezando por separar a los funcionarios corruptos que están enquistados desde hace muchos años no se podrá hacer nada, seguidamente hay que entrenar, capacitar y darles el equipamiento adecuado así como mejores sueldos a los policías y servidores del INPE.

 

¿Susana Villarán debería tener un rol fundamental  en la lucha contra la delincuencia?

 

Las atribuciones municipales deberían estar dentro de los ámbitos de prevención, la ventaja de los gobiernos locales es que están cerca de los ciudadanos y conocen mejor sus carencias, en el País no existe una cultura de seguridad preventiva, pero si los alcaldes lideran la problemática se mejorara el camino para el dialogo entre la ciudadanía  y la coordinación con las demás instituciones involucradas.

 

¿Qué opina de los magistrados que no cumplen con su rol?

 

Los fiscales y jueces deben asumir en forma adecuada su responsabilidad de aplicar la Ley, con delincuentes avezados no se puede ser timorato ni contemplativo, a ellos hay que aplicarles la condena con máximo rigor. Habría que saber cuántos de esos delincuentes avezados volvieron  a cometer las mismas fechorías, entonces me pregunto qué les pasa a esos jueces que les dieron libertad, no les pasa nada, ello hay que cambiarlo, a más delincuentes avezados en las cárceles más tranquilidad en las calles.

 

¿La población cree que Lima está infestada de delincuentes?

 

Para la mayoría Lima es una  ciudad medianamente insegura, según varias encuestas, por ejemplo en el último informe de percepción sobre calidad de vida del año 2010, realizado por el observatorio “Lima como vamos”, se reveló que los encuestados identificaron como los delitos más recurrentes , los robos callejeros, las peleas entre pandillas, los hurtos en las viviendas así como la venta de droga, según ese informe el 54.9% califica a Lima como una ciudad insegura y solo un 15% la ve como segura, si bien es cierto la percepción de inseguridad es mayor que la realidad delictiva, esta se incrementó en los últimos años, pero Lima no es el Perú y en otras ciudades como Chiclayo, Trujillo, Chimbote, Arequipa los delitos en general se han incrementado en forma alarmante.

 

¿Cree que el serenazgo no sirve para nada?

 

Son más de 15 años que existen los serenazgos y no tienen una Ley,  no hay una escuela de formación, no se cuenta con un criterio uniforme para seleccionar a los serenos, no tienen una capacitación adecuada y el nivel de evaluación psicológica que se les hace en algunos distritos deja mucho que desear, ello es un ejemplo de la importancia que las autoridades de turno le dan al tema, no vivamos en un país, donde la violencia y el delito nos expulse.

 

¿Qué labor debería desempeñar el ciudadano?

 

Ahora el ciudadano tiene que ser parte del sistema de prevención por ejemplo ya no deberían comprar autopartes en zonas donde sabemos perfectamente que venden piezas robadas así como presentar la denuncia de cualquier hecho delictivo por pequeño que este sea. La institución CEDRO en un estudio del 2009 detecto 1,200 puntos de ventas de droga en la ciudad y que se ha hecho a la fecha muy poco, no olvidemos que la mejor inversión está en la prevención.

 

¿La delincuencia avanza a pasos agigantados, cuales son las causas?

 

Es multicausal, para mi están factores como la exclusión social, el consumo de alcohol y drogas, falta de oportunidades para nuestra juventud en trabajo, estudios y deporte, además de la violencia familiar, impunidad, falta de valores y ética, más armas en las calles, corrupción de funcionarios que tienen que ver con la problemática, pobreza entre otros, estamos viviendo una especie de anomalía social en muchos sectores del País.

 

¿Qué propuestas concretas se tendrían que realizar?

 

Lo primero reconocer que tenemos un  problema de criminalidad urbana,  luego tener liderazgo en el gobierno, en la policía así como en las alcaldías, trabajar la problemática en forma integral y articulada, por ejemplo, reduciendo cifras altas de accidentes de tránsito, como también lugares públicos inseguros, ante ello debemos aplicar un liderazgo solidó con una política de inclusión para diseñar y definir un plan de urgencia con propuestas como:

 

•Crear un observatorio del crimen que pueda centralizar toda la información de instituciones como, Medicina Legal, Policía, Serenazgos, Bomberos, compañías de Seguros, con la finalidad de enfrentar con cifras científicas y reales a la delincuencia.

•Realizar un gran estudio de victimización a nivel Nacional.

•Contar con los mecanismos de supervisión y control adecuados para todas las comisarías.

•Pedir rendición de cuentas de su producción a los comisarios.

•Instalar un Juzgado de paz en cada comisaría.

•Constantes operativos inopinados en lo relacionado a la venta de drogas y objetos robados.

•Un mayor control sobre la venta informal de armas de fuego.

•Un manejo prolijo en el apoyo social que brinda el Estado.

 

Finalmente el señor Cesar Ortiz nos dejó una reflexión, “Algunos sostienen que la política es el arte del engaño, pero recordemos lo que dijo el dramaturgo, español Víctor Ruiz Iriarte, se puede engañar a todos poco tiempo, a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos, todo el tiempo”, en relación a las promesas incumplidas por este gobierno.

 

Periodista Maycol Herrera Benavides

Comentarios

Previous Article

Cayó asesino de un ex trabajador de la Municipalidad Distrital de La Esperanza

Next Article

Adolescente de 15 años pedía cupos desde La Ex Floresta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *