El Minsa anunció el comienzo de la tercera ola de COVID-19 en Perú

Share:

Tras una reunión entre el ministro de Salud, Hernando Cevallos y congresistas de la república, el Ejecutivo ha anunciado el inicio de la tercera ola de COVID-19 en el país. Esto coincide con un aumento exponencial de casos tras la llegada de la variante ómicron al país. Según indicó el Minsa en un comunicado, se tomarán acciones restrictivas y preventivas de inmediato.

Respecto de las nuevas medidas, estas tendrán que ver con la reducción de aforos y medidas focalizadas en cada región, según informaron las autoridades. También se emitirán alertas epidemiológicas sobre incremento de contagios.

En tanto, una de las acciones principales que tomará el Gobierno contra la COVID-19 es la vacunación de niños de 5 a 11 años que se iniciará entre el 18 y el 20 de enero y la inmunización a docentes.

Del mismo modo, se tendrán listas 7 millones 400 000 dosis pediátricas el 18 de enero del laboratorio Pfizer que irá llegando en diferentes lotes. Asimismo, se continuará con la tercera dosis de la vacunación.

Del mismo modo, el número de camas UCI se ampliará a nivel nacional, así como la compra de equipos necesarios para la atención en cuadros graves de la enfermedad.

En cuanto al personal de salud, se priorizará el retorno del personal médico a las labores presenciales, y se capacitará al personal para la atención en unidades de cuidados intensivos.

El objetivo frente al inicio de la tercera ola es la vacunación, el distanciamiento social, el uso de mascarillas y la política preventiva.

En apenas una semana, los casos aumentaron en el país de 11 760 a 14 688, por lo que estas medidas, incluida la del fortalecimiento del sistema hospitalario, se hacen urgentes.

Variante más contagiosa, pero menos letal

El decano del Colegio Médico del Perú, Raúl Urquizo, indicó que el tiempo de duración que pueda tener una tercera ola es similar al de la segunda. “La segunda ola duró ocho semanas y la tercera va en ese camino”, afirmó.

El médico detalló además que, si bien la variante ómicron es más contagiosa, es también menos letal. “La característica de la variante ómicron es que, en menos tiempo, la gente se contagia más, pero lo positivo es que es la gravedad no es tan alta como las otras variantes y si la población ha recibido sus dosis, la gravedad será mucho menor”, aseguró.

También alertó que en algunas regiones del país no se ha llegado a la meta de tener vacunados al 80% de la población con dos dosis. “Madre de Dios, Puno y Loreto no han llegado al 80%. Arequipa tampoco. Las cifras generales hacen que la población se relaje y baje la guardia”, explicó.

Raúl Urquizo señaló que una propuesta para enfrentar a la nueva variante es ampliar el horario de los centros de vacunación hasta las 10 de la noche. “Hay que apostar por alentar a vacunar hasta las 10 de la noche. Así podemos aumentar y llegar al 85% o 90% de la población con dos dosis. Esta es la única forma de evitar que el virus siga circulando a nivel nacional”, indicó.

Tercera ola o saturación del sistema

El jefe del Instituto Nacional de Salud (INS), Víctor Suárez, señaló que si bien con las vacunas se espera tener un “menor riesgo” en una tercera ola comparada con las anteriores, esta puede terminar saturando el servicio hospitalario.

“A pesar de ser menos riesgoso, esto puede significar una alta presión para el servicio de salud buscando camas u oxígeno. Esperamos en menor medida a compración de la segunda ola porque tenemos a una buena parte de la población vacunada con dos dosis”, señaló.

Por otro lado, destacó que la mayoría de las personas mayores de 60 años, una población de riesgo muy afectada durante la primera ola, ya cuentan con una tercera dosis de la vacuna y por lo tanto están más protegidas.

Comentarios

Previous Article

Fiscalía no investigará a Pedro Castillo hasta 2026

Next Article

Pagos indebidos en UGEL de Santiago de Chuco causaron perjuicio por casi S/ 2 millones