Vecinos de Santa Inés denunciarán a SEDALIB

Rotura de colector ya lleva más de una semana y Sedalib ni siquiera inicia obras, lodo e inmundicias afectan la salud de pobladores.

Rotura-de-colector--en-Santa-Ines

La rotura de la red de desagüe en la urbanización Santa Inés, sigue sin visos de solución, según denunciaron moradores de la zona, pues a diez días de sucedidos los hechos, SEDALIB ni siquiera inicia las obras y un gigantesco cráter de más de cinco metros de diámetro sigue abierto con las aguas servidas empozándose, convirtiéndose en un foco infeccioso.

 

En efecto, todo el problema se originó el sábado 11 de enero  en la matriz ubicada en la vía auxiliar de la cuadra 11 de la Av. Nicolás de Piérola, donde la carpeta asfáltica se hundió ante el colapso de la red de desagüe, provocando desde entonces pestilentes inundaciones en toda la urbanización de Santa Inés, debido al declive del terreno, que incluso llega hasta las cercanías del Hospital Regional y la Clínica Peruano Americana.  

 

El forado amenaza también la carpeta asfáltica de la avenida Nicolás de Piérola pues llega un metro por abajo, y está haciendo ceder parte de la escalinata, poniendo en peligro a los peatones, que siguen utilizándola pues siguen funcionando varias agencias de transportes en las  inmediaciones.

 

Desde entonces personal de Sedalib se limitó a colocar tuberías de drenaje directo, pero no ha iniciado ninguna obra para solucionar esta emergencia sanitaria, Un funcionario de Sedalib se ha limitado a decir que estarían por iniciarse las obras. Vecinos como Juan Morales, Wilder Vargas, Pilar de Ramírez, se quejaron de la plaga de moscas que ha traído este problema, “las aguas servidas han dejado un lodo pestilente, que debido a la temperatura se convierte luego en polvo que respiramos y que invade nuestras casas, es un atentado contra la salud pública”, señalaron, luego de mostrar como ellos mismos están contratando obreros para eliminar el lodo.

 

Por su parte dirigente vecinales del Club Acudesi, uno de los más afectados, no descartaron interponer una denuncia ante la Fiscalía Especializada en Delitos contra el Medio Ambiente, pues el drenaje colocado no ha frenado los desbordes, “es inconcebible que en pleno siglo XXI y en zona urbana, cercana a centros de salud, tengamos una zona de desagüe abierta y que se origine continuos desbordes”, dijo José Luis Aguirre, uno de los más afectados pues frente a su casa se empozan las aguas servidas desbordadas.  

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *