Una anciana inconsciente y otra extraviada fueron auxiliadas

Agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo han prestado ayuda oportuna a dos ancianas que por razones distintas sufrieron percances que ponían en riesgo su integridad física y salud: una, que había quedado inconsciente luego de sufrir una caída en su vivienda, fue trasladada al hospital, y la otra, que se había extraviado, fue devuelta a su domicilio ubicado en Florencia de Mora.

Según sendos informes alcanzados esta mañana al gerente de Seguridad Ciudadana y Defensa Civil de la Municipalidad Provincial de Trujillo, David Figueroa Armas, el primer caso ha ocurrido después de las seis de la tarde de este miércoles, en la calle Teófilo Castillo 841, urbanización El Bosque. Allí, la señora Blanca Iroko Baba de Fukui, de 87 años de edad, que al parecer estaba sola, había caído y quedado inconsciente en el interior de su vivienda.

El documento indica que el vecino de una casa contigua observó a la mujer tendida en el piso y rápidamente llamó a la central de emergencia de Seguridad Ciudadana de Trujillo, comunicando el hecho y solicitando el apoyo de los agentes ediles.

De inmediato, los agentes ediles acudieron al lugar, constataron la emergencia, solicitaron la presencia de los bomberos y del equipo médico del SAMU, y procedieron a prestar primeros auxilios a la anciana, hasta la llegada de los socorristas.

Momentos después, llegaron los voluntarios, quienes examinaron a la mujer y lograron estabilizarla, pero por precaución, dispusieron su traslado al hospital Belén, para su atención.

El segundo caso se produjo alrededor de las dos de la tarde de este miércoles, en la cuarta cuadra de la calle Jorge Bizet, de la urbanización Primavera. Vecinos del lugar encontraron deambulando por el Parque de la Mujer Peruana, a la señora Esther Guzmán Peláez, de 78 años de edad, quien no recordaba la dirección de su vivienda, por lo que llamaron a la central de emergencia de Seguridad Ciudadana de Trujillo.

De inmediato, arribaron al lugar agentes ediles, a bordo de un patrullero municipal, quienes, luego de un breve interrogatorio a la anciana, consiguieron obtener el nombre de la calle donde queda su vivienda: 8 de Septiembre, distrito Florencia de Mora.

Con esta información a la mano, los agentes invitaron a la anciana y a la vecina que la encontró, a subir al patrullero edil, y enrumbaron a la calle indicada, ubicando rápidamente la vivienda, con el apoyo de los moradores.

Una vez en el predio, la anciana fue recibida por su hija, Liliana Roldán Guzmán, quien, luego de agradecer por el apoyo prestado a su madre, suscribió el acta de entrega correspondiente, junto al agente de Seguridad Ciudadana de Trujillo y la señora Lena Vejarano Ruiz, en calidad de testigo.

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *