Trujillo: nueve meses de prisión preventiva para “Gringasho”

El Sétimo Juzgado de Investigación Preparatoria de Trujillo, región La Libertad, resolvió dictar nueve meses de prisión preventiva contra Alexander Manuel Pérez Gutiérrez, alias “Gringasho”, por los presuntos delitos de tenencia ilegal de armas de fuego y peligro común.

El magistrado Alberto Cruzado, a cargo de dicho tribunal, atendió el pedido del fiscal David Delgado Silva, quien aseguró que se cumplen los tres requisitos que exige el Código Penal, para otorgar esta medida coercitiva contra “Gringasho”.

Durante la audiencia de prisión preventiva, el representante del Ministerio Público aseguró que el hecho de tenencia ilegal de armas de fuego por parte de Gringasho existe, tal y como se puede corroborar con el acta de intervención policial. Asimismo, debido a que este delito se condena con prisión preventiva de más de cuatro años, también se cumple el segundo requisito.

Además, el fiscal demostró que “Gringasho” intentó huir de la justicia el último sábado, lo cual demuestra una actitud de no querer afrontar a la justicia, conducta que ya ha mostrado en el pasado, cuando se fugó del Centro de Rehabilitación y Diagnóstico Juvenil de Trujillo y de Lima.

Delgado Silva también refirió que Pérez Gutiérrez y su familia ha demostrado capacidad económica para movilizarse de un lugar a otro, lo que refuerza la tesis que podría fugar de la justicia.

Durante los fundamentos, el juez aseguró que el perito ha demostrado que se encontró los tres elementos (antimonio, bario y plomo) en las manos de “Gringasho”, lo que demuestra que disparó un arma de fuego durante el sábado 8 de setiembre.

Por su parte, el abogado Walter Leyva, defensa de Gringasho, aseguró que apelará la medida interpuesta contra su patrocinado y cuestionó el acta de intervención de la Policía, argumentando que está fue cambiada por otra diferente.

De igual modo, añadió que el policía que esposó a Gringasho, en su declaración había afirmado que él si había disparado su arma de reglamento en la persecución, por lo que asegura que este efectivo habría sido quien contaminó a su patrocinado durante la intervención.

Durante la audiencia, Gringasho pidió “no ser juzgado por su pasado”, en el cual reconoció que cometió errores, y aseguró que él “vive su presente y su futuro”.

“Yo radico en Lima, yo he venido un solo día a Trujillo a celebrar el cumpleaños de mi tío, a mí no me pueden juzgar por mi pasado. A mí me han puesto cosas, la Policía me ha puesto esas cosas (armas). No pueden decir que lo que encuentran en la calle es mío. O sea que si yo vengo a Trujillo tengo que pedir garantías para poder caminar. Yo tengo un pasado, pero cumplí mi pena y desde que salí me dediqué a trabajar en la ciudad de Lima y sigo para adelante. Yo trabajo en Paruro (Lima) y vendo calzado por mayor”, expresó.

Los familiares de Pérez Gutiérrez se retiraron de la sala de audiencia sin declarar a la prensa.

Comentarios