Trujillo: Alcalde ratifica cierre definitivo de terminal Santa Cruz

Transportistas tienen 30 días para abandonar este espacio.

Continuando con el reordenamiento de la ciudad, especialmente desde el ámbito del tránsito vehicular, el alcalde de la Municipalidad Provincial de Trujillo, Ing. Daniel Marcelo Jacinto, ratificó el cierre del terminal de pasajeros Santa Cruz, durante la reunión sostenida con alcaldes provinciales de Virú y Ascope, alcaldes distritales, y transportistas.

Allí, tras un diálogo entre los participantes, se llegó a un acuerdo de otorgar un plazo de 30 días para que los empresarios transportistas busquen otro lugar hacia dónde reubicarse, teniendo entre sus alternativas el Terrapuerto de Trujillo, cuya capacidad aún se encuentra al 50% de ocupación.

En este mes, los transportistas deberán establecer una mesa técnica que les permita encontrar el mejor lugar para reubicarse, teniendo en cuenta que anteriormente ya se les había otorgado un plazo de 90 días.

Este cierre obedece a la ordenanza municipal 036-2013, el cual establece que, dentro del segundo anillo vial, es decir, de la av. América, no pueden existir terminales terrestres. Incluso, desde el año pasado la Gerencia Regional de Transportes le quitó la licencia a este terminal para que funcione.

“Estos buses son interprovinciales, pero se han convertido en micros de transporte urbano, porque paran en cada esquina a subir y bajar pasajeros, hasta llegar a su terminal, generando tráfico dentro de la ciudad. Esto no lo podemos seguir permitiendo. Hemos escuchado a todos los transportistas, y hemos tomado esta decisión de otorgar 30 días para que se adecúen a la norma y desalojen este espacio.”, señaló el alcalde provincial.

Agregó que la informalidad que campea en todos los servicios de transporte, sea taxis, colectivos, microbuses, será erradicada. Por eso, desde el primer día de la gestión se empezó a poner orden. En ese sentido, se retiró a 12 empresas de colectivos, esto es, más de mil vehículos que tenían su paradero en la muralla, que es un patrimonio.

Asimismo, se cerraron empresas que han estado infringiendo la norma y que solo han tenido autorización para venta de pasajes, pero no para embarcar y desembarcar pasajeros, como Via, Civa y TRC.

El área que dejarán sin ocupar los transportistas, pasaría a funcionar en una parte para oficinas de atención como Salud o Desarrollo Social, y la otra gran parte estaría destinada a un parque recreativo que necesita la ciudad. Son aproximadamente 31 empresas de transporte las que deberán salir en el plazo de 30 días.

Comentarios