Seguridad de Real Plaza – Trujillo da golpiza brutal a joven empresario


Para el joven empresario trujillano Oscar Ricardo Pinillos Vinces lo que era una sencilla salida con amigos se convirtió en una pesadilla que recordará el resto de su vida. En la madrugada del sábado 29 de abril fue brutalmente golpeado por un miembro de seguridad del referido centro comercial que lo dejó en coma y casi a punto de perder la vida por simplemente obstaculizar la salida de vehículos del Centro Comercial Real Plaza de Trujillo. Lo repudiable es que hasta el momento los responsables del centro comercial han evadido su responsabilidad y protegen por el contrario al agresor.

Esta penosa historia comienza el mismo Sábado 29, cuando Pinillos Vinces con un grupo de compañeros de promoción de un conocido colegio trujillano llegaron hasta la discoteca AMA ubicada en el C.C . Real Plaza. Varias horas después, de  la madrugada del sábado 29 (aproximadamente 4:30 a.m.), el joven empresario salió de la indicada discoteca y  es ahí que se acerca el personal de seguridad del Centro Comercial y lo acompañan a la salida , incluso le facilitan una silla de ruedas para el traslado, debido al estado de somnolencia de Pinillos Vinces; es así que el empresario llega a la puerta N°4, de ingreso vehicular por la Prolongación Fátima, que es la utilizada para el ingreso y salida del Centro Comercial. Antes de salir recuerda que estaba en su automóvil por lo que quiere retornar al estacionamiento, pero la seguridad se lo impide y estando en el ingreso referido él insiste. Es entonces que el miembro del personal de seguridad del Centro Comercial, identificado luego como Oscar Junior Castañeda Díaz, de 1.80mts, y 120 kilos de peso, quien se dirige al empresario y sólo por obstaculizar el ingreso primero le pisa el pie para impedir una reacción de defensa y le encaja un violento golpe que le causó primero el desmayo inmediato, la fractura del tobillo, y lo más grave la fractura de la base craneal, del occipital derecho, un edema cerebral y un hematoma interno craneal.

El joven empresario que estaba prácticamente en estado de indefensión debido a la somnolencia y a su  menor contextura física (1.65 mts), recibió un golpe realmente brutal que pudo causar su muerte en el acto, lo más grave es que, ni el agresor, ni los otros vigilantes, ni quienes monitorean las cámaras en el centro de control auxiliaron al herido; sino que por el contrario, se mantuvieron en actitud hostil, y fueron testigos circunstanciales del hecho quienes se acercaron, reconocieron algunos al joven y de inmediato lo llevaron a una Clínica cercana, donde fue ingresado con diagnóstico de hemorragia craneal interna, fractura craneal y fractura de tobillo, siendo internado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de la clínica SANNA en estado de coma.

Felizmente su recuperación ha sido lenta pero positiva y ya salió del coma y ha sido trasladado a la Unidad de Cuidados Especiales (UCE), sin embargo pasará un buen tiempo para su recuperación y aun no se sabe qué secuelas tendrá. Son 8 meses que se calcula estará incapacitado de desarrollar su vida normal y rutinas laborales.

Al día siguiente el padre de la víctima, Carlos Pinillos Hoyle, acudió al centro comercial para visionar los videos y pudo ver el momento exacto de la agresión, sin embargo cuando después ha pedido copia del video los responsables del centro comercial no lo entregan y al parecer negarían su existencia, intentando proteger a su vigilante.

Sin embargo, es la empresa la que tiene la mayor parte de responsabilidad, por eso ha sido denunciada ante la Tercera Fiscalía Provincial Penal de Trujillo, generándose la investigación N° 2906-2017 a cargo del Fiscal Provincial Dr. Jorge López, por los delitos de Lesiones Agravadas, Encubrimiento Personal y por Omisión de Auxilio y de Dar aviso a la Autoridad. La empresa debió brindar auxilio al agredido y dar parte a la policía del hecho, pero no hizo nada de esto, la normas ediles señalan que para estos eventos los propietarios del local y los promotores son responsables de lo que suceda DENTRO Y FUERA de los recintos (ordenanza N° 24-2014-MPT).

ANTECEDENTES DE VIOLENCIA EN REAL PLAZA

Este no es el primer caso, la violencia de la seguridad del Real Plaza ya es recurrente, el 24 de setiembre del 2013, el ciudadano británico Gary Paul Seanor denunció que fue objeto de una brutal golpiza por los vigilantes del centro comercial que le impidieron el ingreso por estar ebrio, los golpes casi le causan la pérdida de la vista, esto fue denunciado en El Comercio.

Y una más, el 16 de diciembre del 2016, según registró América Noticias, varios asistentes a la misma discoteca registraron un violento ataque de tres miembros de seguridad del centro comercial a un joven, a quien incluso le aplicaron descargas eléctricas.

Por todo esto, es que los familiares de la víctima piden a las autoridades ejercer justicia contra esta empresa, C.C. Real Plaza es propiedad del grupo INTERCORP; que también es propietario del banco Interbank, pero hasta ahora ningún representante se ha acercado a la Clínica a preguntar por el estado del agredido; hasta la fecha la empresa tampoco pone a disposición los vídeos de las cámaras de seguridad del centro comercial, en una evidente voluntad de encubrir al agresor y a su personal de seguridad, anteponiendo sus intereses económicos que a la vida.

La esposa de la víctima quien ha interpuesto la denuncia penal pide que la Fiscalía actúe de inmediato pues transcurren los días y no se sabe de ninguna acción, así mismo pide  a la Municipalidad y el INDECOPI intervengan a este centro comercial pues en cualquier momento alguien pude morir fruto de la permanente violencia que utiliza su seguridad privada.

Felizmente el hecho fue presenciado por cinco testigos cuyos nombres están a disposición de la fiscalía, quienes también tomaron fotos y videos del hecho, con los cuales se ha podido reconstruir los hechos, además del visionamiento del video que hizo el padre de la víctima en las mismas instalaciones del Real Plaza, aunque después se nieguen a dar copia del mismo porque es la prueba de los delitos cometidos.

La gerente del centro comercial, Sheyla Lezcano Martinet, no ha dado respuesta hasta el momento a los familiares y se niega a entregar el video, tampoco la empresa se ha pronunciado respecto de los hechos.

Finalmente, aunque el vigilante pertenecería a una empresa privada contratada por el Real Plaza es evidente la responsabilidad solidaria del centro comercial, pues la violencia fue ejercida por un integrante de su personal de seguridad en el ejercicio de sus funciones, por lo que no puede eludir su responsabilidad, sin embargo también tienen responsabilidad directa por encubrir a su propio personal y no haber denunciado este hecho de violencia oportunamente a las autoridades, peor aún si según se evidencia de algunos vídeos de testigos, omiten auxiliar al herido que estaba postrado en el pavimento, producto del ataque. Esperemos que las autoridades actúen en este caso, y que sea un antecedente para dar verdadera seguridad a los ciudadanos que asisten a los locales de esparcimiento en Trujillo. (Agencia de Noticias IP Norte).

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *