Proyecto de no discriminación entre escolares se aplicó en institución educativa de Huanchaco

En el marco de su labor de proyección social y acorde a las políticas de responsabilidad social, la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad César Vallejo elaboró un proyecto denominado “Todos somos iguales: tenemos los mismos derechos” el cual se aplicó a 208 escolares de la institución educativa José Olaya del distrito de Huanchaco.

El proyecto estuvo a cargo de la coordinadora del área de Extensión y Proyección Universitaria de la Facultad de Derecho, Diana Ramírez Aguilar, quien informó que en el diagnostico preliminar, la situación de discriminación entre los mismos escolares era bastante acentuada.

“Siempre encontramos que hay diferencias, más si el trabajo está dirigido a menores de 5to y 6to de primaria. La cuestión es que empiecen a conocer cuáles son sus derechos y que respeten los derechos de los demás, empezando por el entorno más cercano que es su escuela”, manifestó.

El trabajo de muestreo empezó en el mes de febrero y culminó hace unos días, con un taller donde participaron los padres de familia con sus hijos que fueron capacitados durante todo el año.

Ahí se pudo apreciar los resultados de la temática planteada por los estudiante de la UCV, que vieron como ahora el trato entre los escolares y su entorno cambió.

“Los tratos discriminatorios afectan el desarrollo intelectual de los niños. Perjudica el ambiente en el que conviven a diario y nosotros involucrando a padres, profesores y alumnos vimos a fortalecido su entorno para bien”; manifestó.

Hay que precisar que la discriminación se puede entender como la falta de respeto que puede existir entre personas, llegando inclusive a vulnerar derechos fundamentales protegidos en nuestra carta magna. “Somos una sociedad pluricultural y de repente la primera forma de discriminación es por el color de piel, origen (si somos de la costa, sierra, selva) y eso afecta el aspecto emocional de los niños”, detalló.

Prosiguió diciendo que los niños al seguir este tipo de actitudes negativas dan pie a lo que conocemos como el bullying, tema muy mencionado actualmente en diversos estratos de nuestra sociedad.

“Hemos conseguido mejoras en el ambiente y se ha percibido la aceptación de nuestro trabajo. Este es el momento oportuno para que los niños cambien de mentalidad; el efecto multiplicador lo apreciaremos en nuestros propios estudiantes”, acotó.

De otro lado, expresó que el próximo año la idea es volver al mismo centro educativo o en su defecto a otro plantel, y atender a los niveles de 3ro y 4to de primaria. “Dependiendo de la disposición que tengamos vamos a seguir con este trabajo que consideramos muy importante para nuestra comunidad educativa”, finalizó.

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *