Municipalidad de Trujillo no está en quiebra: Hay 104 millones en cuentas por cobrar

La alcaldesa Gloria Montenegro, salió a desmentir categóricamente los recientes rumores que la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT) esté en quiebra y afirmó que todos los beneficios serán cancelados a los trabajadores de la comuna.

“Lamento mucho que algunos medios digan que la municipalidad está en quiebra. Quiero decirles que no tenemos ninguna deuda en tributos, ni siquiera los hemos fraccionado, los hemos pagado íntegros. Todos los beneficios sociales están siendo pagados y como muchas municipalidades en algunos casos hay retraso, porque la gratificación ha aumentado y queremos pagarla toda y completa”, manifestó.

Montenegro Figueroa invitó a los medios de comunicación y al público en general a entrar a la página web de transparencia de la MPT en dónde encontrarán los estados de cuenta y flujos de caja: “Estamos dejando una municipalidad a la vanguardia de las demás”, acotó.

A su turno, el teniente alcalde de a MPT, Dante Chávez Abanto, dijo que pese que hay una deuda con algunos proveedores, ésta es mucho menor a las cuentas por cobrar, las que ascienden a 104 millones, según reporte al 30 de abril del Servicio de Administración Tributaria (SATT) que mostró a la prensa.

FALTA DE PERSONAL

El concejal provincial lamentó que una de las primeras acciones del electo alcalde, Elidio Espinoza, sea despedir a casi 800 trabajadores del régimen de contratación administrativa de servicios (CAS), los que solo trabajarán hasta el 31 de diciembre, sin opción a prórroga o renovación de contrato.

Señalo que lo que se debió hacer primero fue hacer una adenda al contrato por uno o dos meses para evaluar al personal que ya labora en la municipalidad provincial, y que poco a poco deje en sus puestos a las personas que su gestión considere aptas a fin de no dejar sin personal a determinadas áreas, a riesgo de que la atención colapse.

“Se ha hecho un autogol”, dijo -en clara alusión deportiva-, explicando que al reducir el personal de todas las áreas e incluso de los organismo públicos descentralizados (OPD) las oficinas tendrán que atender con las puertas semi abiertas, por la falta de personal. “La ciudad será la principal perjudicada”, remarcó.

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *