Municipalidad capacita a presidentas de 11 las organizaciones sociales de base, por recomendación de Contraloría

En local comunal del sector Los Jazmines, de Trujillo.

capacitan-11-presidentas-OSB

Las dirigentes de las organizaciones sociales de base (OSB) que tienen a su cargo el manejo de los programas de complementación alimentaria, como el vaso de leche y comedores populares, reciben al año un mínimo de tres capacitaciones, como está previsto en el Plan Operativo Institucional (POI) de la Municipalidad Provincial de Trujillo.

La capacitación fue organizada por la Gerencia de Desarrollo Social de la M^PT, como resultado de la aplicación de recomendaciones de la Contraloría General de la República y del MEF. En esta oportunidad se hizo con dirigentes de 11 OSB pertenecientes al sector Los Jazmines, ubicada a espaldas de la GUE José Faustino Sánchez Carrión.

 

Como se debe recordar, el Vaso de Leche de Trujillo fue reconocido por su eficiencia depuración y permanente actualización de su padrón de usuarios, por la Contraloría General de la República y el Ministerio de Economía y Finanzas, entre los primeros lugares a nivel nacional.

 

Como parte de la referida capacitación, en la que también participa la Subgerencia de Programas Alimentarios, se dan a conocer las recomendaciones hechas por la Contraloría General de la República, para que se haga buen uso de los recursos del Estado transferidos a las municipalidades del Perú, para financiar los programas sociales de complementación alimentaria.

 

En esas recomendaciones se precisan las acciones para el buen manejo de los programas Vaso de Leche y Comedores Populares, sugiriéndose la implementación de medidas correctivas, incluidas la aplicación de fuertes sanciones por transgredir la normatividad vigente: para la leves de entre 10 a 20 UIT, y para las mas graves hasta 50 UIT.

 

Estas recomendaciones las dio a conocer el abogado Luis Boy Vásquez, mientras que la asistenta social Haydeé Medina Silva explicó el mecanismo de la focalización de los hogares donde habitan los beneficiarios, mediante la aplicación de la ficha Sisfoh, para incluirlos en el Padrón Único de Beneficiarios a nivel nacional.

 

Por recomendación de la Contraloría General de la República, que cautela el dinero público con los que se financian los Programas de Complementación Alimentaria, se exige que los alimentos lleguen a los niños de 0 a 6 años, en segunda prioridad a los de 7 a 13 años, luego a los enfermos de TBC y discapacitados; todos en situación de pobreza y extrema pobreza.

 

La nutricionista Priscila Pairazamán Murrugarra explicó cómo debe administrase la alimentación nutritiva de los niños beneficiarios, además de precisar la conformación de la ración del vaso de leche en el distrito de Trujillo, la que debe ser a base de leche fresca de vaca, harina y hojuelas de quinua, lo que convierte a la ración del vaso de leche en altamente nutritiva.

 

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

seventeen − four =