La Hermelinda: infección latente en la ciudad

Es el mercado de abasto más grande de la Trujillo, pese a campañas de reciclaje la basura está en aumento.

La ciudad de Trujillo, cuenta con numerosos mercados, pero sin duda el mayor mercado de abasto es La Hermelinda que no cuenta con un sistema organizado de reciclaje. La basura parece ser el producto estrella rodeando toda el área del mercado.  Pese a las diversas campañas de reutilización y recolección de toneladas que se realizan, todo esfuerzo fue en vano, nada ha cambiado, todo sigue igual.

La entrada del mercado está casi bloqueada por la basura, en su mayoría los desechos orgánicos sirven como comida para cerdos que tienen los comerciantes alrededor de este centro de abastecimiento.

María Pérez, vendedora en este lugar sabe el peligro que corre; sin embargo, no toma ninguna precaución, “debemos vender es nuestro trabajo, además la gente compra, lo demás no importa”, dice la vendedora con un gesto de conformidad en el rostro.

Las autoridades al respecto no tienen una medida legal para contrarrestar este problema. Toda la ciudadanía se ve afectada puesto que la mayoría de los trujillanos concurren a este centro para realizar sus compras, incluso grandes cadenas se supermercados de abastecen aquí.

 

Posible solución.

Hasta donde se sabe el mercado no cuenta con un sistema de desagüe apropiado para una mejor higiene. Las soluciones son muchas, entre ellas plantear una obra de reubicación del centro de abastos; es decir, mejorarlo contando con la ayuda de los comerciantes ya instalados ahí, pues el beneficio sería para toda la población. Esto se debería llevar a cabo con un límite de tiempo, si se sobrepasa los dos años la situación se volvería más caótica de lo ya se encuentra. Por otro lado, también se requiere de una preparación y capacitación a la población asistente acerca de temas de cultura de reciclaje para no seguir votando basura ni dentro ni por alrededores del mercado La Hermelinda. (Por: Kristhiel Saavedra Noriega)

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *