Intervienen a travestis que usan la vía pública como baño

En un gesto censurable, por el espectáculo grotesco y la actitud desafiante hacia la autoridad municipal, un desvergonzado travesti se ha bajado el pantalón, se ha puesto en cuclillas y ha miccionado en la vía pública, delante de todos los transeúntes que circulaban por la zona y de la tripulación de un patrullero de Seguridad Ciudadana de Trujillo, para evitar ser retirado del lugar que usa habitualmente para ofrecer sus servicios a los parroquianos.

 

El hecho ha ocurrido alrededor de la medianoche de este miércoles, en la cuadra quince de la avenida, en la jurisdicción de la urbanización El Molino, según da cuenta un informe dirigido al gerente de Seguridad Ciudadana y Defensa Civil de la Municipalidad Provincial de Trujillo, David Figueroa Armas.

 

En el documento, los agentes explican que cuando se encontraban realizando labores de vigilancia preventiva por la zona, a bordo de un patrullero de Seguridad Ciudadana de Trujillo, observaron a un grupo de travestis realizando actos obscenos, con el propósito de atraer clientes.

 

Agregan que de inmediato se han acercado al grupo para solicitarles se retiren del lugar, sin embargo, uno de ellos ha respondido bajándose el pantalón, poniéndose en cuclillas y miccionando en la vía pública, junto al patrullero edil y delante de los transeúntes que a esa hora circulaban por el lugar, tras lo cual ha vuelto a ponerse de pie, se ha subido el pantalón y se ha alejado con los otros travestidos, como si lo hecho fuera normal.

 

El reporte de los agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo anota que después de ocurrida esa escena, no ha sido necesario intervenir a los travestis, ya que se han retirado caminando, por lo que se han limitado a seguirlos durante un buen trecho, hasta que se han alejado del lugar.

 

Todos los días, los agentes ediles patrullan por los lugares donde acostumbran reunirse prostitutas y travestis, logrando retirar a unos y a otros que se muestran renuentes los conducen a las comisarías, sin embargo, a los pocos minutos éstos recuperan su libertad y retornan a los mismos lugares para continuar ofreciendo sus servicios.

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *