Instituciones respaldan a Llempén para terminar cuanto antes presa Palo Redondo

El gobernador de La Libertad, Manuel Llempén Coronel, recibió el respaldo unánime de las principales instituciones de la región respecto a su posición de reanudar cuanto antes los trabajos en Chavimochic para terminar la presa Palo Redondo y luego dejar sin efecto el contrato de concesión con Odebrecht, de mutuo acuerdo.

Tras evaluar las alternativas de solución al entrampamiento del proyecto hidroenergético -cuyos trabajos de la primera fase de la III etapa están paralizados hace poco más de dos años- y considerando los beneficios para la economía regional, el mandatario se inclinó por que la concesionaria termine la presa y se evite seguir el arbitraje internacional en proceso, el que podría demorar hasta seis años.

Ayer, los titulares de diversas instituciones, sociedad civil, colegios profesionales y la academia, acompañaron a la autoridad regional en la mesa de honor en cita con la prensa para dar a conocer el planteamiento final que Llempén llevará este lunes a la reunión que tendrá con el presidente de Consejo de Ministros, César Villanueva, para abordar este tema.

Ellos se mostraron a favor y respaldaron la posición del gobernador, que asumiendo el liderazgo en el tema reiteró que no cejará en este objetivo de reanudar la III etapa de Chavimochic.

Ante periodistas de diversos medios de comunicación LLempén anunció la sólida posición adoptada, ratificando que la adenda de reinicio de obra para concluir la presa Palo Redondo y caducidad del contrato de mutuo acuerdo es la alternativa más beneficiosa para lograr la prosperidad del pueblo liberteño y para el Perú.

Esta consiste en que la concesionaria solamente culminará las obras en la presa Palo Redondo, la cual tiene un 70% de avance, para luego retirarse definitivamente sin exigir ningún tipo de pagos adicionales.

Si el Gobierno nacional da luz verde a esta propuesta la reanudación de los trabajos podría darse en un plazo no mayor de 6 meses, desde la firma de propuesta y la concesionaria desistiría del actual arbitraje internacional en curso.

Terminada la presa y con el aseguramiento del recurso hídrico en épocas de estiaje se podrá incorporar unas 30 mil hectáreas de nuevas tierras para cultivo en la I y II Etapa del proyecto, así como la posibilidad de producir más agua y energía eléctrica y los beneficios de la presa se podrán apreciar en un plazo no mayor de 3 años, por ejemplo la generación de más de 40 mil empleos directos, el incremento de la producción agroexportadora en aproximadamente US$ 700 millones adicionales al año y mayores divisas.

Las otras alternativas para solucionar el entrampamiento son: continuar con el actual arbitraje, lo que podría costar -en caso de perder- US$ 265 millones, y se dilataría el proceso por seis años más; la caducidad por mutuo acuerdo de las partes podría costarnos US$ 103 millones, dilatando el proceso de 4 a 5 años; y la decisión unilateral de caducidad del contrato nos costaría US$ 203 millones y demoraría entre 4 a 5 años reiniciar la obra.

Una alternativa frustrada en el camino fue la adenda de venta de acciones y sustitución del concesionario, que no se llegó a concretar porque los interesados desistieron de la compra.

“Mi compromiso es trabajar por la prosperidad del pueblo liberteño y velar por sus intereses con honestidad y transparencia; y la lucha frontal contra la corrupción”, dijo Llempén al intervenir, agradeciendo a quienes lo acompañan en la mesa de  honor por su respaldo unánime para llevar esta alternativa al presidente Martín Vizcarra.

Es un día muy importante para la región. Estoy contento y feliz por la presencia de los aliados que representan a las fuerzas vivas de La Libertad y les agradezco este respaldo, agregó, pidiendo apoyo a los periodistas y optimismo.

Hermes Cáceda, presidente de la Cámara de Comercio y Producción de La Libertad, dijo “La prioridad es continuar con la presa Palo Redondo ya que dará sostenibilidad a la I y II etapa y va a seguir garantizando el desarrollo regional”.

Orlando Gonzáles Nieves, rector de la UNT indicó que todos debemos estar comprometidos en este objetivo. “Estamos seguros que se va a desarrollar la investigación y otros aspectos ligados con la universidad, por eso nuestro total interés en que esto siga adelante”, añadió.

Germán Sagástegui Plascencia, decano del Colegio de Ingenieros señaló que como parte de la sociedad civil están comprometidos en el desarrollo y apuestan por que se destrabe el proyecto. “Que se haga la presa en el más breve plazo”, acotó.

Alejandro Inga Durango, decano del colegio de Economistas, dijo que apoyan la iniciativa y el liderazgo de Manuel Llempén porque la propuesta es realista y va a generar menores costos. “Lo peor es seguir con el arbitraje, porque va a generar muchos perjuicios”, indicó.

Romulo Montevedrde, director del colegio de abogados también compartió las apreciaciones y se sumó a poyo al gobernador, adelantando que este colegio apoyará con opiniones jurdicas para que este proyecto se termine cuanto antes en bien de nuestra región.

Rafael Quevedo Flores, de la Asociación de Propietario de Tierras de Chavimochic, felicitó la iniciativa y en representación del presidente de la asociación y el de la Junta de Usuarios de Riego Presurizado, manifestó que “el agua es indispensable para la agricultura, por eso nuestro apoyo incondicional al reinicio de obras”.

Guillermo Vilcherrez Medina, presidente de la Junta de Usuario del Valle de Virú y de la Asociación de Juntas de Riego de La Libertad, que representa a unos 80 mil agricultores, manifestó su agradecimiento a Llempén por adoptar tal decisión, la que respaldara cuando el gobernador lo crea conveniente.

Comentarios