Incendio ocasionado por el fuego de una vela en la Urb. Aranjuez

Un incendio ocasionado por una vela encendida colocada junto a una imagen religiosa que descansaba sobre una mesa de madera, en un dormitorio del segundo piso de una vivienda de la urbanización Aranjuez, ha sido sofocado por voluntarios de dos compañías de bomberos, con el apoyo de agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo.

 

De acuerdo a un informe dirigido al gerente de Seguridad Ciudadana y Defensa Civil de la Municipalidad Provincial de Trujillo, David Figueroa Armas, la emergencia ha ocurrido minutos antes de las ocho de la noche de este miércoles, en el segundo piso del predio ubicado en la calle Piura 241, urbanización Aranjuez.

 

En el documento, los agentes explican que cuando realizaban labores de vigilancia preventiva por la mencionada urbanización, a bordo de un patrullero de Seguridad Ciudadana de Trujillo, observaron una columna de humo que se levantaba desde la ventana del segundo piso de la vivienda en referencia, por lo que de inmediato han acudido a indagar lo que ocurría.

 

Agregan que apenas llegaron, notaron la intensidad de las llamas y la gran cantidad de humo que salía de la vivienda, que ponía en riego a los vecinos y predios contiguos, por lo que procedieron a solicitar la presencia de los bomberos, a través de la central de emergencia de Seguridad Ciudadana de Trujillo.

 

Los agentes indican que a los pocos minutos han llegado a la escena voluntarios de las compañías de bomberos Salvadora Trujillo N° 26 y Washington State 177 – La Rinconada, quienes han luchado contra el fuego durante prolongados minutos, tras lo cual han conseguido extinguir las llamas, con el apoyo de los uniformados ediles.

 

El reporte de los agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo añade que la propietaria de la vivienda, J.D.R., explicó que cuando se encontraba en el primer piso, junto a su menor hijo, percibió olor a quemado que provenía de la segunda planta y que cuando fue a averiguar lo que sucedía, se encontró con las llamas que avanzaban sin control, destruyendo todo lo que encontraba en su camino, optando por salir a la calle para alejarse del peligro, hasta que llegaron en su auxilio los agentes ediles.

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *