Gobernador regional exige más celeridad en liberación de tierras para III etapa de Chavimochic

Share:

El gobernador regional de La Libertad, Luis Valdez Farías, demandó mayor celeridad en el proceso de liberación de las tierras necesarias para la continuación de la tercera etapa del Proyecto Chavimochic, especialmente en lo que concierne a la segunda fase, donde se necesita construir 127 kilómetros de la continuación del canal madre entre Moche.

Fue durante una reunión de trabajo con funcionarios del proyecto liderados por su gerente Kenny Heredia García, con quienes abordaron este y otros importantes temas. El mandatario sostuvo que “se deben acelerar los procedimientos que sean necesarios para que los terrenos queden liberados y no se produzcan retrasos”.

En total, la III etapa de Chavimochic demandará una inversión de US$ 715 millones, lo que incluye el 18% de IGV y la supervisión por US$ 32 millones, generando más de 100 mil puestos nuevos de trabajo e incorporando cerca de 90 mil hectáreas de tierras al agro y la mejora del riego de otras 48 mil has.

La primera fase de la III etapa tiene un cofinanciamiento del Estado de US$ 373’813,112.00 (incluido IGV) e incluye el diseño y construcción de la presa Palo Redondo -con 60% de avance, que tendrá capacidad para almacenar 401 millones de m3 de agua-, un tramo de 1.5 km del Canal Madre Moche – Chicama – Urricape¸ una carretera variante, túnel vial de 590 m, túnel de aducción de 440 m, túnel de restitución de 2600 m, túnel shaft de 65 m y la ataguía en primera y segunda fase.

Esto mejorará el suministro de agua para la hidroeléctrica y la producción anual agroexportadora por un valor bruto estimado en US$ 1200 millones anuales; se incorporará 63 mil ha de tierras nuevas para el agro y el mejoramiento de 48 mil; potenciando otras 40 mil ha en producción, generando 150 mil nuevos puestos de trabajo y la ampliación y aseguramiento del abastecimiento de agua potable para Trujillo y otras localidades.

Para la segunda fase de la III etapa, que debe empezar el año 2017, se prevé la construcción de 128 km de la continuación del canal madre Moche – Chicama – Urricape, la conducción lateral Urricape, remodelación del sistema de tomas del canal madre, la tercera línea del sifón Virú y la automatización del servicio de distribución de agua con un sistema de control, medición y automatización del canal madre. Todo con una inversión de US$ 341’633,908.00 (incluido IGV) financiado con aportes del concesionario.

“La presa Palo Redondo estará terminada en diciembre del 2017 y eso nos va a permitir incorporar unas 30 mil hectáreas de tierras para la agroexportación no utilizadas en el ámbito de la primera y segunda etapa del proyecto por falta de agua”, dijo Valdez Farías.

Señaló que la empresa a cargo de la concesión y ejecución de los trabajos puede laborar en otros frentes para seguir avanzando en tanto se liberan algunas tierras, ya que eso representa un bajo porcentaje del total necesario y que coordinará con el MEF para suscribir una adenda al contrato de concesión para que los trabajos de la segunda fase de la III etapa (canal madre) se puedan realizar paralelamente a la primera fase.

Comentarios

Previous Article

Ampliación del Canal de Panamá beneficia al 50% de la carga exportadora peruana

Next Article

Incrementan quejas por titularidad de líneas móviles en Trujillo

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

eight − 3 =