Ganan concurso internacional con proyecto ambiental

La Universidad Cesar Vallejo (UCV), en alianza estratégica con la Michigan State University (MSU), ganaron un premio a la mejor investigación durante el marco de la Osteopathic Medical Conference and Exposition (OMED) realizado en Seattle, Washington.

El Director de Investigación de la UCV, Santiago Benites Castillo menciona que la iniciativa fue tratar de dar solución a un problema medioambiental de la lejana localidad de Carancas (Puno).

Este año la UCV-MSU, presentaron cinco investigaciones de las cuales ganó la denominada “Riesgo de cáncer por ingesta de agua con arsénico en niños aimaras de la localidad de Carancas”, el cual muestra la presencia de niveles de arsénico por encima de los parámetros normales, según la Organización Mundial de la Salud y la Agencia ambiental de los Estados Unidos.

Para esta labor científica se compartió tareas con especialistas de la Universidad de Michigan quienes brindaron sus laboratorios para que junto al profesor Kenny Briceño de la Cruz (Docente de la Dirección de Investigación UCV) y la estudiante de la MSU Elise Craig, puedan tomar muestras a niños y de esta manera, hacer el respectivo estudio epidemiológico de las aguas contaminadas.

“Hicimos este muestreo con la finalidad de aplicar una solución a este problema de la contaminación del agua en Carancas”, dijo Benites Castillo, quien indicó que tras el estudio se creó un sistema de purificación de agua basado en la instalación de filtros, permitiendo que la población pueda consumir el agua libre de este metal pesado.

Explicó además, que el sistema de filtro está perfeccionándose de tal manera que éste una vez terminado debe de remover el arsénico para mitigar los efectos nocivos en la salud, sobre todo en los niños.

A renglón seguido, indicó que una vez concluido este filtro, servirá de mucho para mejorar la salud de la población, y los pobladores podrán consumirla sin ningún problema.

“Con nuestro trabajo queda demostrado científicamente que el arsénico es un potente cancerígeno. Hemos culminado la primera etapa, pero ahora empezamos con la segunda, el objetivo será replicarlo en las zonas altoandinas de La Libertad”, manifestó.

Para finalizar, Benites Castillo agregó que buscarán en las zonas mineras de la región La Libertad, si en sus ríos y afluentes, existe la presencia de arsénico en el agua, por lo que es necesario ejecutar previamente un plan de monitoreo para elaborar el diagnostico respectivo, esto también lo realizarán en conjunto con la MSU.

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *