En menos de cuatro meses se sentenció y ratificó condena de 12 años para “cogoteador”

La primera sentencia condenatoria dictada por un Juzgado Penal Colegiado de la Corte Superior de Justicia de La Libertad (CSJLL), bajo las reglas del nuevo proceso inmediato que permite dictar sentencias casi rápidamente cuando hay flagrancia, fue ratificada en segunda instancia por la Primera Sala Penal de Apelaciones de la CSJLL.

En ese sentido, Diego Armando Chávez Cabrera permanecerá 12 años preso en el penal de Trujillo, por cometer el delito de robo agravado en perjuicio de Lesvi Dayson Velásquez Baca, el pasado 30 de noviembre de 2015, en horas de la tarde, cuando el agraviado se dirigía a su centro de labores. Actuó con la complicidad de un adolescente.

El delincuente atacó a su víctima por la espalda y lo cogió del cuello para que el menor, apodado “Chisco”. le sustrajera el teléfono celular que portaba; luego lo amenazó de muerte y lo persiguió una cuadra, siendo la oportuna denuncia de la víctima lo que generó un operativo policial, que culminó con la detención de ambos ladrones.

La sentencia en primera instancia fue dictada el nueve de diciembre de 2015, diez días después de ocurrido el delito y de la captura de sus autores, por el entonces Tercer Juzgado Penal Colegiado que estaba bajo la dirección del magistrado Eduardo Medina Carrasco, e integrada por Alicia Benites Cabrera y Daniel Sánchez Pagador.

En tanto, la ratificación de la condena por los jueces superiores Juan Zamora Barboza, Norma Carbajal Chávez y Noé López Gastiaburu (de la 1 Sala Penal de Apelaciones de la CSJLL) ocurrió el pasado 15 del mes en curso, por unanimidad y tres meses después de emitida la sentencia en primera instancia.

De esta forma se reafirma la importancia del actual proceso inmediato, como un mecanismo que contribuye en gran medida con la eficaz y célere persecución del delito, ya que este caso ha concluido su trámite con resolución final de la Sala Superior, en menos de cuatro meses de producido el hecho delictivo.

En la resolución de los magistrados superiores se consideró, que la sentencia emitida por el Tercer Juzgado Penal Colegiado está arreglada a derecho, al sustentarse en una adecuada valoración individual y conjunta de los medios de prueba actuados en juicio oral, y al contener la motivación exigible que establece la Constitución para desvirtuar suficientemente la presunción de inocencia del procesado.

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

five × five =