En Ciudad Universitaria UNT construyen invernadero para piña

Un moderno invernadero construirá la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Nacional de Trujillo en la Ciudad Universitaria con miras a proteger plantaciones de piña que una vez crecidas serán trasplantadas a campos de cultivo en el distrito de Poroto.

Los trabajos son parte del proyecto con canon minero “Generación de tecnología productiva en piña roja trujillana a los productores del Valle Santa Catalina” que tiene como investigador responsable al docente Julio César Zavaleta Armas y accesitario a la Dra. Miryam Borbor Ponce.

Este proyecto se desarrollará en cinco caseríos de los distritos de Poroto y Salpo, del Valle Santa Catalina. El objetivo es identificar las causas del bajo rendimiento en piña Roja trujillana y generar tecnología productiva a la Central de Productores del Valle Santa Catalina (CEPROVASC) para la sostenibilidad y rentabilidad del cultivo.

Al término del proyecto, se beneficiarán 350 agricultores dedicados a la piña en Poroto y Salpo además de tener cómo beneficiarios potenciales a los productores de piña en la región que cubren más de 1,200 hectáreas.

Para ello se ha establecido una alianza estratégica interinstitucional entre el Instituto Regional de Investigación Agraria de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la UNT, la Facultad de Ciencias Agrarias de la UPAO y TECSUP, en el rol de investigadores; el Centro Ecuménico de Promoción y Acción Social, como ente promotor del desarrollo sostenible de pequeños agricultores, y la CEPROVASC, como sociedad organizada.

Zavaleta Armas informó que el proyecto de investigación participativa tiene tres fases que se han venido desarrollando en dos años. Primero, la fase de diagnóstico de campo (agua, suelo y planta), luego la fase de instalación de ensayos (fertilidad, sanidad y manejo de unidades propagativas) y por último la fase de transferencia de la tecnología generada.

A lo largo de los últimos meses, se ha trabajado en laboratorio con piña in vitro, y en tres a cuatro semanas empezará a funcionar el invernadero, hasta donde se trasladarán plantas de piña de cuatro meses de vida para su aclimatamiento y su posterior transferencia.

“No existe en todo el norte del país otro invernadero de aclimatamiento de piñas. Es único. El área de trabajo comprende 200 metros, y todos sus procesos son manuales”, declaró Pedro Chacón Cárdenas, responsable de la empresa que instalará el invernadero, DWP Grupo.

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *