Empieza inspección sanitaria de aguas de piscinas

Las aguas de las 22 piscinas que funcionan recibiendo al público en nuestra ciudad empezarán a ser sometidas a una periódica inspección sanitaria para determinar su calidad, a fin de conocer si éstas se encuentren aptas para los bañistas y evitar problemas de salud en los usuarios.

El personal de la Subgerencia de Salud tomará muestras de agua de 500 ml, para ser sometidas al análisis en el Laboratorio Bromatológico de la MPT y detectar si se encuentren aptas o contaminadas.

Se han dado casos que algunos bañistas, por descuido, ingieren agua de las piscinas y cuando están contaminadas esto les produce diarreas o genera conjuntivitis, en otros casos ocasiona daño a la piel, indicó el biólogo jefe del laboratorio bromatológico de la comuna local.

Las piscinas a inspeccionarse a partir de enero próximo son la Víctor Larco Herrera, Gildemeister y las del centro recreacional La Rinconada, las que son administradas por la Municipalidad Provincial de Trujillo, dijo el subgerente de Salud Julio Torres Vigo.

De igual manera se inspeccionarán las aguas de las piscina Berenson, el colegio Modelo, de la I.E. Marcelino Chanpagnat, de la I.E Interamericano, la piscina del complejo recreativo El Edén, de Adivirp, Centro Recreacional La Ramada, la Magro piscina y las piscinas del club Libertad.

También se tomarán muestras de agua para su análisis en las piscinas de la I.E. La Asunción, en el hotel Los Libertadores, hotel Terrazas, hotel San Andrés, la del restaurant huerto El Limonero, la del hotel Gran Márquez, y la piscina de la GUE José Faustino Sánchez Carrión.

Las aguas de las piscinas deben recibir cloro, sulfato y una aspiración cada día con electrobombas, además, oportunamente deben ser cambiadas y no mantenerlas retenidas demasiado tiempo, indicó el funcionario.

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *