El tercer anillo vial: Obra para cuando Trujillo tenga 2 millones de habitantes

El tercer anillo vial

 

Hay una obra realizada durante esta gestión municipal que, por su trascendencia e importancia, merece calificarla de emblemática. Se trata del tercer anillo vial de la ciudad de Trujillo, proyectada para cuando tenga dos millones de habitantes y se haya convertido en una metrópoli.

 

La evolución urbana de Trujillo empieza con el primer anillo vial, que constituye la Av. España, para una ciudad de 50 a 60 mil habitantes; luego el segundo anillo, que es la Av. América, proyectado para 400 mil habitantes; y ahora el tercer anillo para una ciudad de aquí a diez años con dos millones de habitantes.

 

La importancia de la obra radica en que dará soporte sostenido en infraestructura vial al área metropolitana de Trujillo, integrando prácticamente a sus distritos aledaños: Huanchaco, Víctor larco, Moche, Laredo, El Porvenir, Florencia de Mora y La Esperanza con una vía de acceso interconectada por avenidas principales que articulen el flujo vehicular y que permitirá descongestionar el tránsito de la ciudad.

 

Trujillo es una las ciudades emergentes en América Latina que tiene un elevado flujo de crecimiento demográfico. En el Perú es la ciudad que más crece. De acuerdo a las estadisticas del INEI al 2012, Trujillo se constituye como la segunda área metropolitana más poblada de Perú, que ha superado los 906,000 habitantes.

 

La gestión municipal, encabezada desde el 2007 por el alcalde provincial César Acuña Peralta, realizó los trabajos para consolidar la articulación de un tercer anillo vial que de soporte a dos millones de habitantes que tendrá la ciudad en dos décadas.

 

Este tercer anillo vial está constituido principalmente por la avenida conocida como Vía de Evitamiendo (nombre de un tramo de la Panamericana Norte en Trujillo), que asegura sostenibilidad vial y que Trujillo crezca ordenadamente en cuanto al desarrollo urbano, económico y social, interconectando esta vía con avenidas importantes que parten  del centro de la ciudad para llegar a los distritos metropolitanos.

 

Estas avenidas son la Av. Prolongación César Vallejo, Av. Jan Pablo II, Av. Antenor Orrego, Av. Metropolitana, Av. Fátima, Av. Huamán, Av. Prolongación Francisco de Zela, Av. Federico Villareal, Av. Manuel Gonzales Prada y otras. Para que esta obra se haga realidad, la Municipalidad de Trujillo llegó a acuerdos de reubicación con algunos propietarios de viviendas que estaban sobre algunas vías que han sido ampliadas como la Av. Juan Pablo II, Av. Miraflores, y Av. Huamán.

 

Con el tercer anillo vial de la ciudad se ha despertado un inusitado auge de la construcción de viviendas y establecimientos comerciales en zonas incluso que hasta hace pocos años eran desoladas o de escasa habitabilidad. Las nuevas arterias y la prolongación de otras no solo repercuten en la mayor fluidez del tránsito vehicular, sino primordialmente en el crecimiento ordenado e integral de la urbe, y lo más importante: el incremento sustantivo del valor de los terrenos e inmuebles, dinamizando la economía y generando desarrollo social en beneficio de los propietarios y vecinos.

 

Pero no se trata sólo de articular el tercer anillo vial, sino de interconectar los tres anillos, abriendo vías que permanecieron truncas por décadas. Por ejemplo así se hizo primero en la Av. Jesús de Nazareth, que ahora llega directamente hasta la Av. América desde la Av. Juan Pablo II. Donde antes había un establo, ahora hay una avenida nueva.

 

También sucedió con la Av. Miraflores, donde el tramo entre las avenidas España y Túpac Amaru solo tenía una vía. Luego de tres años de negociaciones y del proceso de expropiación, con consenso y siempre buscando el bienestar de los propietarios y vecinos, se logró abrir la vía, y habilitar los dos carriles, después de más de 40 años.

 

La visión de César Acuña hizo posible que la Municipalidad Provincial de Trujillo construya obras proyectadas al 2021, de acuerdo a un Plan de Desarrollo. Lo que se dejó de hacer en 30 años, se hizo tan solo en ocho años, habiendo invertido aproximadamente 800 millones de soles en obras públicas, de las cuales 20 son emblemáticas. Hoy con orgullo podemos decir que Trujillo es una GRAN CIUDAD.

 

Manuel Rodríguez Romero

 

manuelbrr@hotmail.com

 

PERIODISTA

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *