Egresado UNT ocupó segundo puesto en premio Graña y Montero

Share:

GRANA Y MONTERO PREMIA A EGRESADO UNT

 

El alumno de Ciencias Agropecuarias de la UNT, Juan Carlos Silva Benites obtuvo el segundo puesto en la quinta edición del concurso Premio Graña y Montero a la investigación en la ingeniería peruana, en la categoría de tesis universitaria, con su trabajo “Efecto de la variación de las proporciones sanguaza/agua de mar en la cinética de crecimiento de tetraselmis suecica”.

 

La premiación se realizó en Lima el último viernes 20 de junio. En el concurso participaron 20 regiones del Perú, representados por 35 universidades. Junto a Graña y Montero, también entregaron el premio el Colegio de Ingenieros del Perú y la Academia Peruana de Ingeniería.

 

El trabajo de Silva Benites evaluó el crecimiento del alga microscópica tetraselmis suecica por efecto del pH y proporción de sanguaza/agua del mar utilizando modelamiento matemático de Gompertz. Se obtuvo crecimiento máximo con pH de 8.71 y un aspecto escalable para la producción de biodiesel.

 

“Este reconocimiento es un galardón para la UNT, luego de un proceso riguroso, por lo que agradezco a la UNT por ser mi alma mater donde realice mis estudios de pregrado en la Escuela de Ingeniería Agroindustrial y luego obtener mi título de ingeniero”, expresó el joven profesional ganador.

 

Igualmente, agradeció al decano de la Facultad, Dr. Ing. Víctor Vásquez Villalobos por el diseño del tratamiento experimental y el sistema para la producción de algas microscópicas, y siguió paso a paso el desarrollo de la ejecución experimental en su calidad de asesor de la tesis.

 

Por su parte, el decano destacó el rol del Rectorado de la UNT que presentó el trabajo del joven egresado de la UNT al concurso de Graña y Montero. “De esta manera se usará un pasivo ambiental como es la sanguaza y aprovechamos la alga tetraselmis suecica como agente para la producción de biodiesel”, expresó.

 

Informó que en la Facultad de Ciencias Agropecuarias están trabajando una línea de investigación con cianobacterias. Por ejemplo, se coordinan trabajos para usar cianobacterias en el tratamiento de aguas servidas con el municipio de Rázuri.

Comentarios

Previous Article

Muros arqueológicos de Cerro Miraflores recuperan su esplendor

Next Article

MIDIS: “Programas Sociales enseñan a las personas a pescar”

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

fourteen − six =