Después de un año y un mes, JNE “se acordó” de vacancia de acuña

Carlos Calderón: Al fin citaron a los abogados.

alcalde-de-Trujillo-César-Acuña

El lunes 17 de febrero -un año y casi un mes después de su inicio formal- el Jurado Nacional de Elecciones se acordó por fin de programar la vista de la causa o informe oral de los abogados en el proceso de vacancia del alcalde César Acuña, con lo cual el expediente quedará listo para que el JNE vote y diga si lo que hace Acuña está bien o está mal; informó Carlos Calderón, autor de dicha solicitud.

 

Ha sido un largo camino es esta cruzada por la ética en la función pública y, si alguna enseñanza puede dejar para todos, es que si se tiene la razón y lo que se denuncia es cierto, no se debe jamás tener miedo de las autoridades infractoras, por más poderosas que parezcan, manifestó con serenidad el ex diputado liberteño.

 

El JNE ya le perdonó la vida una vez a César Acuña, al enmendar la plana al Concejo Municipal de Trujillo y obligarlo a votar de nuevo la vacancia en el mes de setiembre, por cuanto en la votación del mes de mayo había violado diversas normas procesales. Sin embargo, en esa ocasión, el JNE debió pronunciarse sobre el tema de fondo y votar la vacancia, pero no lo hizo, con lo cual permitió que César Acuña siga cometiendo las mismas infracciones y otras más, en beneficio de su propia persona y en perjuicio de la Municipalidad; acotó el denunciante.

 

Hemos demostrado que Acuña ha gastado ocho millones y medio de soles de la Municipalidad de Trujillo en difundir los lemas y símbolos de su proyecto político personal, especialmente las frases “EL GRAN CAMBIO”, “TRABAJANDO POR EL GRAN CAMBIO” y otras similares, además de declarar el año 2013 como “EL AÑO DE LA CONSOLIDACIÓN DEL GRAN CAMBIO”; todo para difundir su frase-símbolo partidaria y posesionar su marca política en el mercado electoral trujillano; enfatizó Carlos Calderón.

 

Una comprobación de que la razón está de nuestra parte y que Acuña ha incurrido en causal de vacancia, es que el JNE ha publicado una directiva con fecha 30 de enero del 2014, relacionada con las próximas elecciones municipales y regionales, en la que señala expresamente lo siguiente: “Es preciso indicar que en cualquier circunstancia queda terminantemente prohibida la publicidad estatal que contenga o haga alusión a colores, nombres, frases o contenidos, símbolos o signos similares, de tal forma que la ciudadanía lo relacione, directa o indirectamente, con una organización política”, precisó Calderón.

 

Es decir, de lo que se trata es de evitar que la autoridad obtenga un beneficio personal mediante la utilización de recursos públicos, lo que ha ocurrido de manera flagrante en este caso, tal como hemos demostrado hasta la saciedad; aclaró Carlos Calderón.

 

Carlos Calderón, quien es pre candidato aprista a la alcaldía de Víctor Larco y cuya votación se realizará este domingo 16, dijo que hacía un alto en su campaña para atender la etapa final de esta cruzada jurídica que espera brinde a la ciudad un poco de confianza en los órganos administradores de justicia.

 

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

1 + 15 =