Dan recomendaciones ante el fenómeno de El Niño

Ante la confirmación del Servicio del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (SENAMHI) que entre mayo y junio de este año se presentará de manera leve en las costas del Perú el fenómeno de El Niño y que la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) confirmara que ya está en las costas de Sudamérica y de Norteamérica, la Gerencia Regional de Defensa Nacional, a cargo de Roger Torres Mendoza, recuerda anotaciones sobre el tema.

El Niño es un fenómeno meteorológico erráticamente cíclico, es decir, que aparece sin una frecuencia determinada, en ciclos de tres a ocho años. Este afecta principalmente a Sudamérica, en las costas del Pacífico y consiste en un cambio de patrones en el movimiento de las corrientes marinas, provocando una superposición de aguas cálidas sobre las aguas frías que caracterizan a la corriente del Humboldt.

Los pescadores del puerto de Paita, al norte de nuestro país, lo bautizaron como ‘El Niño’, en referencia a Jesucristo. Esto se debe a que durante algunas temporadas, el agua de las costas del Pacífico se calentaba en épocas navideñas.

Las consecuencias de este fenómeno en América del Sur, debido a las alteraciones en la corriente del Humboldt, conllevan a pérdidas pesqueras en ciertas especies, y el incremento o aparición circunstancial de otras.

El Niño tiende a generar intensas formaciones de nubes, períodos de gran humedad, baja presión atmosférica, lluvias torrenciales, pérdidas agrícolas, olas de calor y violentos desplazamientos de tierra o huaicos. Este fenómeno puede significar la pérdida económica de actividades primarias. Además, ante el peligro inminente de los huaicos, puede conllevar al daño o destrucción de viviendas, infraestructura pública y la pérdida de vidas humanas.

La última vez que el fenómeno se dio en nuestro país, fue entre los años 1997 y 1998. Tumbes, Piura, Lambayeque, La Libertad e Ica fueron los más afectados en esa ocasión.

 

RECOMENDACIONES

Torres Mendoza dio a conocer, igualmente, algunas recomendaciones para prevenir, evitar o mitigar posibles daños a consecuencia de las lluvias que se prevé ocurran: Revise el estado de su techo o azotea y manténgalo limpio, es preferible protegerlo con una capa de concreto con pendiente hacia el ducto de desfogue de agua.

Si tu vivienda tiene techo a dos aguas, instala canaletas para el desfogue de éstas, orientándolas hacia una zona de evacuación o drenaje.

Si tu techo es de esteras protégelo con plástico dándole una pendiente para la evacuación de aguas. Si tu vivienda se encuentra cerca de algún cauce, cuenta con sacos de tierra o arena para evitar el ingreso de agua. Evita circular en coche durante las lluvias fuertes y si fuera imprescindible extreme las precauciones moderando la velocidad.

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *