Chiquilín de “Los Plataneros” sigue extorsionando desde la cárcel

Ni la cárcel ha sido escarmiento para el incorregible Luis Alberto Rodríguez Arce, alias Chiquilín, hermano de la prófuga Érika Platanera y cuñado del Chino Malaco. A pesar que está encerrado en el pabellón de máxima seguridad, este hampón se sigue dando maña para extorsionar o comunicarse con sus cómplices en libertad.

Así quedó demostrado ayer. Sucede que al momento que salía de la cárcel para ir a la sala de audiencias donde tenía que cumplir una citación por el crimen de alias Pichón, de Los Pulpos, la policía le encontró entre sus cédulas de notificación un extraño escrito que contenía 19 nombres con sus respectivos números telefónicos.

Alias Chiquilín enfrenta dos procesos por homicidio calificado. El primero por el crimen a balazos en la prolongación Unión, frente al paradero de los vehículos que van a Otuzco, de Henry Iván Contreras Aguilar, alias Pichón, uno de los integrantes de Los Pulpos, perpetrado el 24 de octubre del 2008.

El segundo asesinato que se le imputa es el de Enrique Alberto Rodríguez Flores, un trujillano que había llegado de México, y cuya vida se apagó a balazos en una fiesta por el Día del Amor, el pasado 14 de febrero.

Pues bien, fue por la primera acusación que ayer a las 10:30 de la mañana, que Chiquilín dejó por unos minutos el Pabellón B de Máxima Seguridad del penal El Milagro, donde pasas sus días, para asistir a la citación judicial que se realizó en una de las Salas de Audiencias del penal El Milagro.

Sin embargo, cuando estaba a punto de salir, los agentes policiales procedieron a registrarlo a fin de determinar si llevaba algún elemento ilícito. Fue en ese instante que encontraron entre tres cédulas de notificación un escrito de papel cuadriculado que contenía 19 nombres o apodos, cada cual con un número telefónico. Es decir, queda claro que los agentes del INPE no habían cumplido bien con su trabajo de registro o es que algún mal custodio le permitió pasar con total libertad, quién sabe a cambio de qué.

Tras media hora de audiencia, Chuiquilín regresó a su celda, mientras la policía comunicó del hallazgo a la Fiscalía de Casos Complejos a cargo del doctor William Rabanal.

En la lista estaban anotados nombres y apodos como: Sombrerón (que sería un comerciante extorsionado), Pluto (que sería un expresidiario que ahora es comerciante), Jimmy Taco, Juany, Itaco, Monchi, Omar Taco, Moisés Patazca, Karla, Fiestas, Anticucho, Paz, Fiera, Lorenzo, Oscar.

Pero, lo que más sorprendió a los uniformados es que además estaba el número telefónico de uno de los suboficiales que fue liberado en la audiencia de los 13 Plataneros detenidos en el megaoperativo del pasado jueves 16 de julio.

El comprometedor escrito ya está en manos de las autoridades judiciales que deberán determinar quiénes son las víctimas de Chiquilín, quiénes sus contactos, cómo es que este escrito estaba en manos del hampón y qué agentes del INPE son los que lo ayudaban. Esperemos que pronto estas preguntas tengan respuestas. (Satélite).

 

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

5 × two =