Cárcel para taxista que originó choque contra un microbús donde murieron dos hermanos

Taxista a la cárcel por muerte de hermanos

 

Juez ordenó que encarcelen al taxista Alexis Ponce Rojas por ser culpable del choque contra un microbús que cobró la vida de hermanos.

 

Una vez que el taxista Alexis Saúl Ponce Rojas se cure de las fracturas que lo dejaron al filo de la muerte, será llevado a prisión donde esperará sentencia.

 

Así lo decidió la justicia que movilizó a un magistrado hasta la sala de cirugía del hospital Regional para dictarle detención preventiva por ser causante del choque que cobró la vida de dos hermanos la madrugada del domingo en El Milagro.

 

Algunas de las pruebas presentadas por la Fiscalía para mandarlo a la cárcel fueron las 16 papeletas por infracciones de tránsito que aún no cancela y los 3 procesos judiciales que enfrenta por manejar ebrio.

 

Para el juez, estas son pruebas irrefutables que demuestran la conducta irresponsable del taxista quien, según el examen de alcoholemia, también estaba borracho al momento que se estrelló contra el microbús de la empresa “Nuevo California”.

 

PAPELETAS COMO CANCHA

 

La madrugada del domingo, la carretera Panamericana, en el tramo del centro poblado menor El Milagro, volvió a teñirse de sangre.

 

Eran las 5 y 40 cuando el taxi tico de placa F3C 508, con farola de la empresa “Inversiones Primavera”, se estrelló contra el microbús de la empresa “Nuevo California” de placa UC 2747, en el kilómetro 569, frente al conocido grifo Ultracom y a pocas cuadras de la comisaría.

 

La colisión fue tan violenta que como es de suponerse el tico llevó la peor parte. Quedó reducido a un amasijo de fierros en cuyo interior perecieron los hermanos Aurelio Daniel (30) y Gilmer Manuel Rodríguez Herrera (28).

 

Sólo se salvaron el taxista Alexis Saúl Ponce Rojas (27) y Gilberto Guanilo Rojas (37) quienes aún hoy permanecen en el hospital Regional con severas lesiones que hacen peligrar sus vidas.

 

La policía de El Milagro y el doctor Alejandro Vértiz Ruíz, de la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa, iniciaron la investigación de lo que hasta ese momento era considerado un “accidente”.

 

En efecto, descubrieron evidencias de que aquel “accidente” tenía nombre y apellido, en otras palabras, un culpable: el taxista Alexis Saúl Ponce Rojas.

 

En un principio, el examen de alcoholemia determinó que había sobrepasado cuatro veces el límite de alcohol permitido en la sangre para las personas que manejan vehículos.

 

Esta, sin embargo, no fue la única sorpresa descubierta por los investigadores. Ponce Rojas también posee un verdadero récord de infracciones de tránsito. Tiene 16 papeletas: 6 por manejar sin brevete, 6 por manejar ebrio y 4 por causar choques en estado de ebriedad.

 

A todo esto se suman los 3 procesos judiciales que enfrenta por manejar borracho, lo cual parece, es su costumbre.

 

“Hemos rastreado todas sus papeletas y se concluye que debe un total de 21 mil soles al SATT (Servicio de Administración Tributaria de Trujillo). Nadie sabe cómo es que seguía manejando y haciendo taxi con tremendo récord de papeletas e infracciones”, expresó uno de los detectives a cargo del caso.

 

AUDIENCIA EN EL HOSPITAL

 

Con todas estas pruebas, el Segundo Juzgado convocó a una audiencia que se realizó en el hospital Regional. Esto, ante el mal estado de salud del acusado Alexis Saúl Ponce Rojas.

 

A las 6 y 40 de la tarde, el magistrado llegó a la sala de cirugía y tras 40 minutos ordenó se le dicte detención preventiva por lo que deberá ser encarcelado ni bien sanen sus heridas.

 

A pesar que su abogado defensor insistió que el taxista no manejaba el tico, los policías que llegaron primero a la escena del choque confirmaron que el propio Ponce Rojas les dijo que era el chofer.

 

En tanto, Gilberto Guanilo Rojas, el herido, le contó al fiscal que efectivamente, junto a los hermanos fallecidos y al acusado taxista habían tomado licor en un velorio y que al momento del choque iban al mercado La Hermelinda donde tienen familiares. Pero antes de llegar a su destino, la muerte se les cruzó en el camino como un castigo a su irresponsabilidad. (Fuente: Satélite)

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

one × five =