Camioneta de la Policía Nacional chocó y destruyó un semáforo de la plaza de armas de Trujillo

Share:

Exceso de velocidad ocasionó choque contra un automóvil particular y el semáforo. En el vehículo iban dos sujetos vestidos de civil en aparente estado de ebriedad.

Una camioneta de la Policía Nacional del Perú, que iba a excesiva velocidad con dos sujetos vestidos de civil, en aparente estado de ebriedad, según la versión de los testigos, ha chocado esta madrugada contra un semáforo de la plaza de armas de Trujillo, destruyendo el costoso dispositivo de control de tráfico de propiedad de la Municipalidad Provincial de Trujillo.

El vehículo es una camioneta marca Nissan, modelo Frontier, de color azul, con placa de rodaje PIR-369, de la III Dirección Territorial de la Policía Nacional del Perú – Región La Libertad, asignada a la Oficina Regional de Inteligencia (ORI), que antes de chocar con el semáforo colisionó con el auto Suzuki, de color negro, con placa T1J-142, de propiedad de Annie Lesslie Linares Sandoval.

La colisión se ha producido sobre la una de la madrugada de este miércoles, en la intersección de los jirones Independencia y Diego de Almagro, por las inmediaciones del antiguo local de la exescuela conocida como “Centro Viejo” y la plaza de armas, en pleno centro histórico de Trujillo.

Agentes de Seguridad Ciudadana de Trujillo que realizaban el servicio de vigilancia preventiva por el centro cívico de la ciudad, han llegado de inmediato para proporcionar ayuda a las personas que lo requieran, sin embargo, no ha sido necesario ya que los involucrados en el accidente solo habían sufrido contusiones leves.

Después, los agentes han procedido a desviar los pocos automóviles que a esa hora circulaban por esa intersección, ya que el pase por el lugar había quedado interrumpido por los vehículos siniestrados, hasta la llegada de efectivos policiales, a bordo de un patrullero PNP, quienes se han encargado de realizar las diligencias respectivas y han asumido la investigación de las causas del accidente, así como la identidad de los choferes, quienes tendrían que someterse al dosaje etílico.

Comentarios

Previous Article

Universitarios propusieron modernización de marcas trujillanas

Next Article

César Acuña reconoció no ser autor ni coautor de libro que plagió

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

15 + five =