Caja Trujillo tendría que pagarle un millón de soles a aprista

Share:

Perito judicial señala que debe más de un millón de soles por daños irreparables a empresa editora de exautoridad regional.

Un aprista que sí habría nacido con una estrella, es el exdiputado y expresidente del desaparecido Consejo Transitorio de Administración Regional (CTAR) La Libertad, Juan de Dios Cubas Cava. Este político no solo logró que la Segunda Sala Civil de Trujillo, fallara a su favor al considerarlo un pensionista de la Ley 20530 (cédula viva) y disponer que se le pague devengados por un millón 800 mil soles y una pensión de 27 mil soles mensuales por su labor de años para el Estado.

Ahora un peritaje judicial contable ha concluido que la Caja de Ahorro y Crédito de Trujillo, debe pagarle 1 millón 348 mil soles, por indemnización por daños y perjuicios.

Todo empezó en junio de 2001, cuando la Caja Trujillo contrata los servicios de publicidad a la empresa editora Chan-Chan-EIRl, que producía el semanario “La Voz del Norte” y cuyo representante legal era Juan de Dios Cubas Cava.

El servicio consistía en que el semanario tenía que contemplar dos avisos publicitarios mensuales de un cuarto de página a full color.

El contrato matriz se firmó el 12 de junio y concluía en setiembre del mismo año, es decir solo por tres meses.

Sin embargo, pasado ese tiempo, Caja Trujillo siguió solicitando los servicios de publicidad en el semanario “La Voz del Norte”, por lo que se comprendió que existía una renovación automática o tácita del contrato inicial.

No obstante, el 2003 Caja Trujillo decide no publicitar más en el semanario de Juan Cubas Cava y este decide denunciar por incumplimiento de contrato y exige una indemnización por daños y perjuicios.

ELPROCESO. El caso llegó hasta el Sétimo Juzgado Especializado en Lo Civil de la Corte Superior de Justicia de La Libertad, cuyo magistrado resuelve que la Caja Municipal de Trujillo, le pague al demandante, la suma de 892 mil 550 soles.

Obviamente que los representantes legales de la entidad financiera, interpusieron un recurso de apelación alegando que ninguno de los argumentos del denunciante son válidos, pues no ha logrado acreditar en incumplimiento del contrato El caso fue elevado a la Segunda Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de La Libertad y luego a la Corte Suprema de Justicia de la República, instancia máxima que ordenó que antes de cualquier pronunciamiento resuelvan un punto en controversia

Sucede que el demandante sustenta su denuncia en la renovación automática del contrató que firmó con Caja Trujillo, pero en su contestación la demandada precisa que no existe una renovación automática en vista de que no se establece en forma expresa dicha situación, ya que en el contrato se emplea la palabra “podrá”, lo que implica la existencia de una posibilidad que depende de la institución.

Finalmente, el colegiado dejó en claro en su pronunciamiento, que al no existir prueba escrita sobre la duración del contrato, no es posible determinar el plazo de conclusión, por lo que automáticamente esta se extiende por tres años más, según las normas del país.

Asimismo, resuelve en junio del 2013, con la resolución N.-76, aprobar un monto indemnizatorio de S/. 35, 725.59 a favor de Juan Cubas Cava y ordena a la Caja Trujillo, pagar en el plazo de cinco días el monto precisado al demandante.

Juan Cubas apeló la resolución, alegando que la decisión judicial carece de fundamento jurídico y que no se ha basado en un informe pericial contable.

Esta apelación se resuelve a favor de Juan Cubas, pues se decide declarar nulo e insubistente el contenido de dicha resolución y se ordena que el expediente completo de este caso pase al juzgado de primera instancia, osea al Sétimo Juzgado Civil de Trujillo, cuyo magistrado, Marco Celiz Vásquez, ordena que se realice un peritaje judicial contable, a fin de precisar cuánto se le debe pagar por indemnización a Juan Cubas.

LLUVIA DE MILLONES. El perito judicial Alberto Chávez Díaz, concluye en su informe que a la empresa editora Chan Chan EIRL, se le ha ocasionado un daño considerable e irreparable, capaz de producirle una quiebra económica e insolvencia financiera, que la hizo desaparecer del mundo comercial o empresarial.

Asimismo, indica que a la editora Chan Chan, dejó de ingresar ganancias a su patrimonio por efectos del daño causado por la Caja Trujillo. En consecuencia se le debe a la empresa de Juan Cubas, incluyendo intereses legales, la suma de S/. 1’348, 079.00.

Miguel Rodríguez Albán, quien fue regidor de la comuna provincial, en la época que sucedió lo del contrato que hizo la Caja Trujillo con esta empresa editora, dijo que es “lamentable” que los abogados de la entidad financiera hayan permitido que se llegue hasta estas instancias. “Esto afecta al patrimonio de la Caja Trujillo y por ende a todos los trujillanos. Es un descuido, una negligencia; pero si hay disposiciones judiciales solo queda acatar”, sentenció.

Consultado sobre el particular, el exalcalde aprista, José Murgia, sostuvo que nada tiene que ver en este asunto. “Yo no soy dirigente de la Caja, no tengo nada que ver”, sostuvo, pese a que esto ocurrió durante una de sus gestiones como burgomaestre.

Comentarios

Previous Article

Solucionarán colapso del alcantarillado de Pacanguilla

Next Article

Desarrollan programa de formación para fortalecer operación turística en Huamachuco

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

5 × four =