Alcaldesa reafirmó compromiso para cerrar locales que atentan contra la paz social

Clausuran-esta-madrugada-“Mi-Facultad”-y-“Central-Bar”

“A la fecha hemos cerrado 17 locales de perdición que le hacen daño a los jóvenes de Trujillo. Hemos recuperado, entre otros, la Casa del Usquilano, que era utilizada para realizar fiestas semáforos”, dijo ayer la alcaldesa Gloria Montenegro Figueroa al enfatizar que la comuna reafirma su compromiso de seguir cerrando este tipo de locales. 

 

Fue tras referirse a la labor de la Municipalidad Provincial de Trujillo en cuanto a la clausura de establecimientos que no cumplen las normas ediles vigentes, funcionan sin licencia y algunos ni siquiera con certificado de defensa civil.

 

Lamentó que pese al esfuerzo de la comuna por hacer cumplir las normas para salvaguardar la tranquilidad de la población todavía haya empresarios que acudan al Poder Judicial e interpongan acciones de amparo para hacer caso omiso a las disposiciones de cierre, inclusive siendo reincidentes, exhortando a los jueces a administrar justicia siguiendo las normas pero aplicando el criterio común respecto a la seguridad de la comunidad.

 

“Lamentablemente hay cosas que como municipalidad no podemos controlar. Tenemos conocimiento que los propietarios sacan acciones de amparo para eludir el cierre de locales, por eso ya se está conversando con el Poder Judicial. Los jueces tienen autonomía, pero es necesario que se piense cuanto daño se le puede hacer a la ciudad”, acotó Gloria Montenegro Figueroa

 

La autoridad edil recordó el caso de “Mi Facultad”, que fue cerrada cinco veces por la municipalidad en dos años y posiblemente reabran antes de un mes por argucias legales, como sus conductores han adelantado. “Por ello se quiere saber quién apoya este tipo de acciones y que la comunidad lo sepa. No es posible que una entidad que no cumple con las normas de seguridad, ni de defensa civil, pueda abrir con tanta facilidad”, puntualizó.

 

Montenegro Figueroa estuvo personalmente en el último operativo de clausura del antes citado local ubicado en la cuadra 10 de la avenida Víctor Larco, el que ya fue cerrado 5 veces por la MPT.

 

El primer cierre fue el 29 de agosto del 2012, la Subgerencia de Licencias de la MPT lo sancionó por funcionar con un giro distinto al que solicitó; en el mes de diciembre del mismo año el SEGAT lo clausuró por emitir ruidos molestos superando el porcentaje de decibeles permitidos en una zona residencial.

 

El año 2013 la Subgerencia de Licencias volvió a cerrar el local por hacer caso omiso al cierre anterior; mientras que en mayo del 2014 la Gerencia de Salud de la MPT sancionó a “Mi Facultad” por tener el local en pésimas condiciones y carecer de certificado de fumigación, ni carnet de sanidad. La última clausura fue el 7 de agosto y estuvo a cargo de la Subgerencia de Defensa Civil.

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

nineteen − 2 =