Administrativos UNT paralizaron tránsito en Panamericana durante varios minutos

TRABAJADORES-UNT-EN-HUELGA

 

Cerca de 500 servidores administrativos de la Universidad Nacional de Trujillo paralizaron el tránsito a la altura del Puente Moche, kilómetro 558 de la Panamericana Norte, acatando el primer día de huelga nacional acordada por tres centrales sindicales en todo el país, en rechazo a la próxima aprobación de la Ley 1846-2012-PE del Servicio Civil.

 

Los trabajadores de la UNT se concentraron en el grifo Primax, a un kilómetro del Puente Moche, para marchar en filas a las 10 de la mañana. El grueso de trabajadores abarcó la extensión de puente en uno de sus carriles. Su pasó se registró entre las 10:05 y 10:12 de la mañana en cinco columnas por el carril Sur-Norte.

 

Del lado norte, los gremios de Salud, Educación, Poder Judicial y de municipalidades de Trujillo y El Porvenir también llegaban en caravana desde el óvalo Grau y otros puntos de concentración. La policía nacional estuvo presente con personal de la Policía Montada, Dinoes y agentes de tránsito.

 

Cuando el grupo de servidores de la UNT -con el secretario general del Sutadunt, Segundo Castillo Castillo a la cabeza- intentó continuar su camino por la Panamericana Norte rumbo al óvalo Grau les salió al frente un grupo de agentes con cascos, bastones y escudos rompe manifestaciones. En la trifulca (10:20 a.m.) salió con un golpe en la frente la trabajadora del Comedor Universitario, Ausberta Silva Santos, quien fue auxiliada por su compañero Reina La Portilla.

 

Tras el conato y el lanzamiento de una bomba lacrimógena el enfrentamiento no llegó a mayores y todo el nutrido grupo de trabajadores de todos los gremios continuó su periplo rumbo al óvalo Grau (11.40 a.m.), donde ratificaron que la huelga continuará hasta que la Ley del Servir sea archivada.

 

Demandas de los servidores

 

En el aspecto legal, argumentaron que la Ley del Servir excluye a los servidores técnicos y auxiliares de hacer carrera administrativa, elimina los grupos ocupacionales, elimina los incrementos remunerativos por pactos colectivos, se cerrarán los regímenes 276 y 278 y se pone en peligro la estabilidad laboral.

 

En el aspecto social, la Ley de Servir es rechazada porque es anticonstitucional, elimina el subsidio por fallecimiento y sepelio, elimina el derecho adquirido de 25 y 30 años, crea causal de despido por supresión de puesto y por periodo de prueba y rendimiento sujeto a observación; porque restringe el derecho a la negociación colectiva por condiciones de trabajo.

 

Igualmente, es rechazada porque los trabajadores de la Ley 1057 (por Contrato Administrativo de Servicio-CAS) que no entren a los concursos serán automáticamente dejados fuera de la carrera, perdiendo todos sus derechos y finalmente es objetada porque restringe el Derecho a Huelga.

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

one × four =