Acuña promete banco para micro y pequeños empresarios

Recordó sus inicios cuando era joven y vendía marcianos para ayudarse. “En el país debe existir un Banco para los micro y pequeños empresarios, que constituyen el 80% de total de peruanos que hacen empresa, sin embargo, todos los gobiernos se han olvidado de este sector”, afirmó el candidato presidencial, César Acuña Peralta en el mercado San Martín de la localidad de Casma.

Ante centenares de simpatizantes que lo aclamaban como Presidente, Acuña Peralta se comprometió que de llegar a la Presidencia, una de sus primeras acciones será impulsar el referido banco, que dará préstamos para los pequeños y medianos empresarios.

“Por experiencia les digo que para llegar a ser un gran empresario, hay que tener dinero y es necesario recurrir a los préstamos. Ustedes me hacen recordar a mis inicios, cuando vendía marcianos y poco a poco fui encumbrándome por el sendero del éxito que Dios me iluminó”, precisa.

En su segundo día de recorrido de campaña presidencial, denominado Camino a Lima, el líder nacional de Alianza Para el Progreso (APP) llegó al mediodía a la capital de la provincia de Casma, donde fue recibido masivamente por sus simpatizantes.

En el mercado San Martín, y ante el pedido del dirigente, Luis Flor Díaz de apoyarlos en las gestiones de privatización del referido centro de abastos, César Acuña se comprometió apoyar en el asesoramiento, “pues en mis dos periodos de alcalde en Trujillo, he sido la autoridad edil que más ha privatizado mercados”, y citó como ejemplo a los mercados Santo Dominguito y Central.

“De salir elegido mi política con los mercados será la filosofía de privatización, y para ello, servirá el banco del mediano y pequeño empresario, y además en mi gobierno también daría beneficios tributarios a este gran sector, que conozco muy bien porque inicialmente fui uno de ustedes, y nunca los olvidaré”.

Además, dijo que para impulsar el desarrollo del país, hay que dar las herramientas necesarias a los micro y pequeños empresarios, a quienes les dijo que, gracias a Dios, Acuña no le debe favor a nadie, pues él no vive de la política, sino de su trabajo.

Antes de despedirse de los comerciantes, César Acuña aceptó la invitación de un ceviche que le ofreció Rosario Silva de la cevichería Celia Rodríguez, puesto ubicado en el interior del mercado San Martín de Casma.

La nota anecdótica la pusieron los niños de la Institución Educativo 88101 César Vallejo, que a su paso del candidato presidencial por su colegio, por las ventanas del tercer piso, con grandes carteles, le pedían: “César Acuña… queremos que seas nuestro padrino”, acto que emocionó al candidato.

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *