también se intervino a pedido del Colegio de Arquitectos y las I.E. Tomas Gamarra - Archivo