Juan Quijano Pacheco. - Archivo