Hernán Alvarado. - Archivo