Más plata para los Ministros, resignación para otros

Por: Darwin Portales Paredes.

Ministros-de-Estado-ganarán-30-000-al-mes

Marchaba en mi rutinario recorrido cuando de pronto divisé un puesto de diarios lleno de casuales transeúntes que con asombro leían los titulares. ¡Qué cosa!, se escuchó replicar casi en coro. El llamativo titular adormecía en furia los ojos del lector: LOS MINISTROS SE AUMENTABAN EL SUELDO A 30 MIL SOLES. Vaya, con tantas “perlitas” de este gobierno nada sorprende, pero el nivel de sinvergüencería, por decirlo de alguna manera, si es que llama la atención.

 

Ojo, no se trata solamente de criticar, sino de reflexionar y sobre todo sensibilizar. Por ello tenemos que comparar algunos enclenques sueldos no burocráticos. No hay plata para aumentarle a los maestros, policías o médicos. No hay plata para los jubilados, por eso ganan S/ 550 al mes a los 88 años de edad,  después de 40 años de trabajo ininterrumpido. No hay plata para destinarla a la educación y en algunas Universidades Públicas suben los precios de la “educación gratuita”. No hay plata para mantener Macchu Picchu y pretendieron subir la entrada a los turistas nacionales en 100 %. No hay plata dicen…

 

Un argumento que refiere el Ministro Castilla, cuando se le increpa, es que son distintas capacidades, en comparación al sueldo de un policía o un médico que desde hace mucho están mal remunerados. ¡De qué capacidad hablamos señor Ministro!, si el cargo de las altas esferas burocráticas son, por decirle de alguna manera, elegidas a dedo. Claro está que son cargos políticos. O acaso los Ministros participan en un concurso público para demostrar su preparación, capacidad y patriotismo; y de esta manera quedarse en el Perú para que no haya fuga de talentos al extranjero como usted refiere,  señor Castilla. 

 

El aumento de sueldo de Ministros, Viceministros y Secretarios Generales, no solo está siendo una cachetada flagrante contra los peruanos que tienen que someterse por necesidad a sueldos de miseria que el gobierno peruano tolera a raíz de la aplicación de un modelo económico para nada equitativo, sino también es un intento inequívoco de alentar la formación de un elite burocrático que garantice el mantenimiento y la seguridad de las iniquidades. Hay señores politiqueros esto es una especie de masoquismo, pues en lugar de tratar de arreglar sus conocidas incapacidades de trabajo, parece que les gusta ganarse el rechazo y el repudio del pueblo con injustos decretos supremos.

 

Por lo pronto seguiré mi recorrido con la esperanza de encontrar la justicia social que el Perú requiere en igualdad de capacidades y en igualdad de reconocimientos. Conforme tú trabajas, yo te reconozco…

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

12 + 8 =