LEY MYPE Y JUVENIL gozan15 días de vacaciones y no tienen CTS y gratificaciones

Share:

La mayoría de leyes laborales dadas por el Congreso de la República y del Poder Ejecutivo (gobierno) son injustas con el trabajador, se les condena a vivir en la pobreza y miseria con sueldos paupérrimos y con derechos laborales recortados y sin protección del estado.

Cuando analizamos las normas, vemos los intereses creados por los políticos que solamente llegan al poder a conseguir status, dinero y hacer lobbies para lucrarse. Aprueban leyes sin leer, otros conciertan con los grupos de poder (mineras, exportadoras, telecomunicaciones, servicios, agroindustriales, etc.) para que paguen menos beneficios laborales a sus trabajadores a través de leyes “pulpines” que es rechazada por el pueblo.

El gobierno de Ollanta Humala quiere pasar a la historia con su norma “pulpín” Ley N° 30288. Este precepto recorta derechos laborales a los jóvenes de 18 a 24 años a solo 15 de vacaciones, sin CTS ni gratificaciones, seguro de vida, asignación familiar, etc.

Esta norma es igual que la Ley Mype (28015), se inició como temporal y ahora es permanente. Recordemos su historia. La Ley N° 28015 fue dada por el Congreso el 11 de junio del 2003 (gobierno de Toledo) fue temporal hasta el 04 de julio del 2013, pero, el 28 de junio del 2008 se publicó el Decreto Legislativo N° 1086, el cual modifico la Ley N° 28015, Ley de Promoción de Formalización de la Micro y Pequeña Empresa, para convertirla en permanente y sin termino.

Una buena maniobra de Alan García, contra los trabajadores, esta Ley al modificarse, los trabajadores de la pequeña empresa perdieron 15 días de vacaciones y la CTS y las gratificaciones de fiestas patrias y navidad, fueron recortadas al 50%, perjudicando a miles de trabajadores, ganando los empresarios, pagando menos.

Esta ley MYPE sigue vigente y el trabajador solo tiene como beneficio laboral 15 días de vacaciones, seguro de salud y nada mas no tienen CTS, gratificaciones, asignación familiar, utilidades, seguro  de vida, etc. Son los “explotados” ganando el mínimo vital de 750 nuevos soles, menos descuentos de SNP o SPP 650 soles mensuales.

El primer problema con el que nos encontramos al momento de analizar la constitucionalidad de este decreto legislativo 1086 (Mypes) es que el parámetro para su revisión no ayuda mucho. La razón es muy sencilla, las materias objeto de la delegación de facultades legislativas contenidas en la ley autoritativa (Ley 29157) son muy amplias y ambiguas.  En donde el Congreso se desprende de sus facultades de legislar y delegan facultades al Ejecutivo para sacar leyes.

Como sabemos, el artículo 104º de la Constitución señala que no puede delegarse facultades legislativas al Ejecutivo en materias indelegables a la Comisión Permanente. El numeral 4 del artículo 101 de la misma Constitución, señala que no pueden delegarse a la Comisión Permanente, y en consecuencia, no pueden ser objeto de delegación de facultades, entre otras, las materias relativas a Reforma Constitucional, la aprobación de Tratados Internacionales, Leyes Orgánicas, Ley de Presupuesto y Ley de la Cuenta General de la República.

Los Decretos Legislativos no pueden legislar materias reservadas a ley parlamentaria. El control parlamentario de los decretos legislativos, no solo debe ser analizado desde el prisma constitucional, sino también desde una mirada política. Es decir, no solo debemos evaluar que los decretos legislativos se ajusten y observen los diferentes requisitos exigidos por la Constitución, sino que debe resultar oportuno y conveniente políticamente.

En consonancia con los argumentos antes desarrollados, estimamos que el Decreto Legislativo Nº 1086 (Ley MYPE), se ajusta a la delegación de facultades contenida en la ley autoritativa, el cual funge de parámetro de revisión y control constitucional. Sin embargo, consideramos, que lo cuestionable no está en el decreto legislativo sino en la ley autoritativa (Ley 29157), pues delega facultades de manera amplia e imprecisa.

El gobierno de Ollanta Humala no opto sacar la Ley “Pulpin” mediante Decreto Legislativo como lo hizo Alan García con la Ley MYPE, la Ley CAS que lo saco al “caballazo” perjudicando a miles de trabajadores y beneficiando a los grupos de poder y empresarios, la paso de “taquito” al Congreso para publicarla y que ahora los legisladores se han retractado. Mucho manoseo en las leyes laborales. Es hora que se trabaje en favor de los trabajadores. (Por: Mg. Jorge Apolitano Rodríguez).

Comentarios

Previous Article

‘Miss Tanguita’: El desfile de niñas de 8 años en bikini que causa polémica

Next Article

Recomiendan proteger la piel para evitar efectos dañinos del sol

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

15 + 18 =