Erosión costera y el fenómeno el niño

Share:

Por: Carlos A. Bocanegra García *

La erosión costera de Trujillo, entendida como el desbalance de sedimentos que ingresa con los que salen del sistema litoral, es un problema que se agrava por la ocurrencia de eventos climáticos extremos como el Fenómeno El Niño y oleajes anómalos, aunado a la falta de arena natural. Constituye una seria amenaza para la supervivencia de la última playa que le queda a la ciudad de Trujillo, como es Huanchaco.

Es decir, no solo el impedimento del transporte de sedimentos que ocasiona el molón contenedor de arena del puerto de Salaverry, que tiene cautivo más de 90 millones de m3 de sedimento que les pertenece a las playas de Las Delicias, Buenos Aires y Huanchaco, sino que tal como ocurriera con el fenómeno El Niño 1982/83, 1997/98, actualmente se encuentra amenazada por el Niño 2014/15/16, que sin duda alguna significará riesgos como: penetración del mar, retroceso de línea costera, pérdida de la biodiversidad, aumento del nivel del mar, afectación de los principales ecosistemas marinos y costeros, con efectos negativos para el turismo, las pesquerías y la economía.

Cómo olvidar un 10 de febrero de 1998, cuando la fuerza destructiva del fenómeno El Niño, trasladó grandes masas de aguas y lodo que inundaron y arrasaron inconteniblemente con todo lo que se encontraba a su paso por el cauce del río seco desfogue de la quebrada El León, pasando por el Milagro, el badén de Las Lomas y de Huanchaco para desembocar en el litoral marino, destruyendo las viviendas de Huanchaquito Alto, destrozando la autopista que unía Huanchaco con Trujillo, La Esperanza y Víctor Larco y que ante la segunda avenida de las aguas que ingresaron por la autopista de Huanchaco, por Helera, que desembocó en Huanchaquito Bajo, afecto Huanchaco Pueblo, destrozaron el complejo deportivo Simón Bolívar llevándose a su paso la escultura del pez y llenando de lodo la avenida la Ribera.

Todo esto ocurrió si bien es cierto por el evento climático extremo como es el fenómeno El Niño, pero además por la falta de prevención que pudo disminuir el riesgo ambiental. Estamos ahora ante una situación similar vale decir un fenómeno natural en desarrollo y la nula o escasa prevención, pero además ahora la situación es altamente más compleja, me refiero al aumento del riesgo generado por la propia actividad humana al construir y ampliar sistemáticamente una estructura llamada molón contenedor de arena en el sur de puerto Salaverry, que lo único que ha traído es destrucción y más destrucción de nuestras playas, y que sin duda magnificará los daños por el incremento de la fuerza erosiva al cargarse los ríos.

Estamos ante una importante lección como es el manejo de riesgos al entorno o medio, que debe implicar incorporar la variable o dimensión ambiental en la planificación, para una mejor utilización del espacio físico y humano que contribuya directamente al incremento de la resiliencia de nuestra comunidad o sociedad en general y a la realización de una mejor gestión ambiental del borde costero en particular.

Partiendo de lo anteriormente analizado, es pertinente declarar que los principales factores que condicionan la Erosión de la Zona Costera en Trujillo son los siguientes: a) Insuficiente cultura ambiental de los actores sociales, b) En la zona las alteraciones antrópicas (molón), han producido la erosión acelerada, acentuadas particularmente por la falta de sumideros de arena como son las dunas que han sido aniquiladas, c) Ineficiencia en la gestión de la información científico-técnica en materia de medio ambiente, d) La limitada difusión de las innovaciones tecnológicas-ambientales y limitaciones jurídicas, e) La gestión ambiental nacional, regional y local, no recae en especialistas, sino en decisiones políticas y f) No existe un programa de manejo de la zona costera que proporcione un modelo de desarrollo para la comunidad.

Entonces, la pregunta es ¿cómo contribuir a solucionar las insuficiencias que se manifiestan en la evaluación de riesgos por erosión costera que limita el desarrollo del Manejo Integrado para la Zona Costera de Trujillo?, una de las respuestas considero es convocar a las universidades, colegios profesionales y especialistas, para elaborar un Modelo Predictivo sustentado en los principales elementos y exigencias de un programa de Manejo Integrado para la Zona Costera, que contribuya al fortalecimiento de la evaluación de riesgos provocado por la erosión costera, incidiendo en una mejor calidad de vida y la sostenibilidad de las playas con incidencia en toda la comunidad. Estamos advertidos, es hora de actuar y aprender de la historia.

  • Biólogo Pesquero, Docente de la UNT, fundador del Movimiento Ambiental Regional.

Comentarios

Previous Article

Municipalidad de Trujillo, el Coprosec y la ONU suscribirán convenio para mejorar la seguridad ciudadana

Next Article

En noviembre se reanudarán obras en colegio San Juan

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

12 + 15 =