Economía no caerá en recesión este año

Según Roberto Flores Saona, gerente de Estrategia & Estudios Económicos de Intéligo SAB, Perú podrá resistir el impacto de la corrupción y del fenómeno del Niño Costero. PBI crecería alrededor de 2.5% al cierre del 2017.

El impacto de la corrupción descubierta por el pago de coimas en la ejecución de proyectos de inversión puestos en marcha por Odebrecht y el fenómeno del Niño Costero en la zona norte del país, no serán una amenaza para que la economía entre en recesión este año. Así lo advirtió Roberto Flores Saona, gerente de Estrategia & Estudios Económicos de Intéligo SAB.

Aunque dijo que será un año muy complicado, la economía nacional crecería en alrededor de 2.5% al cierre de 2017, siempre y cuando el Gobierno trabaje en recuperar la confianza del sector privado y reactive los proyectos de inversión en infraestructura, principalmente, así como acelere la reconstrucción en el norte del país.

Estas declaraciones las dio a conocer durante la conferencia denominada “Coyuntura y perspectivas económicas” realizado el último martes 27 de junio en el Hotel Casa Andina de Trujillo.

Flores Saona, comentó que nos encontramos ante aun “mejor entorno internacional”, pues dijo que “mundialmente estamos en un escenario de reflación”; es decir, se observa una recuperación de la economía e inflación internacional.

Proyectos paralizados:

El gerente de Estrategia & Estudios Económicos de Intéligo SAB, señaló que el efecto Odebrecht hará que la recuperación en infraestructura tarde más de lo anticipado, debido, principalmente, a la paralización de megraproyectos en distintas zonas del país.

Recordó que, por ejemplo, la modernización de la Refinería de Talara aún no cuenta con un financiamiento cerrado; la ejecución de la Tercera Etapa de Chavimochic en La Libertad, se encuentra detenido; la ampliación del Aeropuerto Jorge Chávez está a falta de firma de adenda y concluir con la elaboración de estudios; la modernización del Puerto San Martín está pendiente el cierre de financiamiento; hay demoras en la Línea 2 del Metro de Lima; se canceló el Gasoducto Sur Peruano; se regresó a cero el Aeropuerto Chinchero; hay una adenda pendiente y y entrega de terrenos para poner en marcha Majes Siguas II, entre otros.

Ante este escenario, aclaró que la única manera de revertir este escenario de incertidumbre es que el Gobierno acelere el gasto en inversión en infraestructura a nivel nacional, mientras se recupera la inversión privada y se destraban otros grandes proyectos en Perú.

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *