Unos 8 millones de dólares invierten en construcción de plantas para secado de maiz y extrusión de soya en La Libertad

UNOS 8 MILLONES INVIERTEN EN CONSTRUCCIÓN DE PLANTAS PARA SECADO DE MAIZ Y EXTRUSIÓN DE SOYA EN LA LIBERTAD

 

Con una inversión de US$ 8 millones, la empresa ContiLatin del Perú – perteneciente a las multinacionales estadounidenses Seaboard Corporation y Continental Gran Company-  inauguró en Trujillo (La Libertad), una planta de procesamiento y secado de maíz, la primera de su género en el país, con  capacidad de 20 mil toneladas métricas mensuales.

 

También se puso en funcionamiento una planta de extrusión de soya con capacidad de cinco mil toneladas métricas mensuales, única en el norte peruano, y un área de almacenaje capaz de recibir hasta 12 mil toneladas métricas de granos.

 

La planta de maíz recibirá producción nacional, la cual procesará y secará utilizando tecnología de punta, garantizando así un producto de primer nivel conforme a los estándares internacionales, el cual atenderá los mercados avícola, ganadero, cervecero y de derivados del maíz.

 

Mientras que la planta de extrusión procesará granos de soya importados para producir harina de soya integral fresca, la cual es utilizada por la piscicultura, avícolas, ganaderías y los fabricantes de alimentos para mascotas.

 

“Nuestro objetivo es que exista una oferta considerable de maíz nacional bajo estándares y parámetros internacionales de calidad; y a la vez que el agricultor peruano reciba un precio justo, acorde con los niveles que se manejan en el mercado mundial”, manifestó Miguel Viacava Bahamonde, Gerente General de ContiLatin del Perú.

 

ContiLatin del Perú es la principal empresa importadora y comercializadora de granos del país. Fue fundada hace 20 años por Continental Grain Company, a la que hace seis años se asoció Seaboard Corporation, ambas de Estados Unidos.

 

Solo el año pasado comercializó más de un millón de toneladas de granos y para este año espera alcanzar las 1.3 toneladas. Durante el 2013 concretó inversiones por unos US$15 millones en activos industriales.

 

Viacava explicó que su empresa ha enfocado sus esfuerzos y comprometido sus recursos en varios niveles.

 

A nivel agrícola, trabaja conjuntamente con otras empresas para contar con la maquinaria necesaria para sembrar, cosechar y transportar los volúmenes de maíz nacional que se ha puesto como objetivo comercializar.

 

En lo que respecta al nivel industrial, ha invertido en tecnología de última generación para el secado del maíz, lo cual mejorará los ciclos actuales de producción y aumentará la calidad del producto que las industrias consumidoras demandan.

 

“El Perú produce 1.2 millones de toneladas métricas de maíz al año y consume alrededor de tres millones. La diferencia es importada de Argentina, Brasil y Paraguay. Nuestra idea es que la relación se invierta y el Perú produzca más maíz del que importa”, puntualizó Viacava.

 

El inicio de las operaciones de la planta ubicada en el distrito de Moche,  generará cientos de puestos de trabajo en la región, al permitir a los agroexportadores peruanos utilizar rentablemente al maíz como producto de rotación de cosecha y posibilitará al pequeño y mediano productor lograr dos campañas al año ya que el maíz podrá ser cosechado con humedades altas y procesado en la planta de secado, reduciendo el tiempo que deberá estar en el campo, lo cual permitirá el uso eficiente de la tierra.

 

Hoy en día el agricultor debe esperar siete meses para sacar el maíz seco de la planta o cosechar el maíz húmedo y secarlo al sol, tendido en mantas durante varias semanas, para después encostalarlo y enviarlo en camiones a las empresas consumidoras, lo que les genera altísimos sobrecostos, reduce sus márgenes de ganancia y los expone a riesgos de robo o que el producto se moje durante las lluvias, lo que haría que sea rechazado por su mala calidad.

 

Viacava destacó que la operación de la planta eliminará estos riesgos llevando el maíz húmedo después de cinco meses de ser plantado directamente al proceso de secado y limpieza, lo que dará como resultado un maíz peruano con estándares de calidad internacionales.

 

No solo el agricultor será beneficiado, sino también los consumidores, principalmente la industria avícola que tendrá acceso a volúmenes considerables de maíz nacional con calidad y entrega garantizada.

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *