Otorgan buena pro para elaborar planes definitivos de ríos Chicama, Virú en La Libertad

La Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARCC) impulsa la ejecución de las soluciones integrales para el control de inundaciones de los 18 ríos de la costa del país. Es así que el Proyecto Especial Jequetepeque – Zaña, del Ministerio de Agricultura y Riego, otorgó a tres empresas consultoras la buena pro para la elaboración Plan Integral de los ríos Chicama, Virú, en La Libertad, y Zaña en Lambayeque.

Las consultoras tendrán un plazo de 10 meses para elaborar los planes definitivos que permitan manejar los cauces y de esta manera prevenir los desbordes de los ríos y reducir los posibles impactos en la población urbana y rural. En tanto, las obras deberán iniciarse a partir del segundo trimestre del 2019.

El director ejecutivo de la ARCC, Edgar Quispe Remón, destacó que la adjudicación de estas empresas confirma el compromiso del Ejecutivo en acabar de una vez por todas con el temor de la ciudadanía y agricultores que en las temporadas de lluvias se ven amenazados por la crecida de los ríos.

En los tres concursos se presentaron más de un postor. En el caso del río Chicama, la propuesta fue adjudicada al Consorcio Consultor Cuenca del Río Chicama por un monto de S/ 10.9 millones. En tanto, para la solución integral del río Virú la oferta ganadora fue de S/ 10.3 millones y para el río Zaña de S/ 12.9 millones.

Además, las soluciones integrales contemplan intervenciones de gran impacto a corto plazo mediante tres componentes: estudios de preinversión a nivel de perfil de proyectos que reduzcan el riesgo en no menos de 60 por ciento; estudios de preinversión a nivel de perfil con intervenciones más complejas que cubran el 35 por ciento del riesgo de la cuenca; e intervenciones de mediano y largo plazo en el ámbito de la cuenca que cubre el restante 5% de la disminución del riesgo de la cuenca.

Los proyectos que pueden ser considerados son defensas ribereñas; espigones; diques transversales; barreras dinámicas; diques de contención; construcción, habilitación y mejoramiento de drenes; captación; derivación y almacenamiento temporal en zonas de depresión natural y similares.

Igualmente, estructuras de almacenamiento, regulación y laminación; presas; pequeños y medianos reservorios y similares. Finalmente, el tratamiento de cárcavas; forestación y reforestación; ordenamiento del uso de suelo; sistemas de alerta temprana; reubicación de poblaciones y actividades situadas en áreas de riesgo; programas de formación y capacitación de líderes de comunidades apoyándolos para enfrentar eventos extremos; terrazas; andenes y otras intervenciones similares.

Comentarios