La Libertad: comerciante fue encontrado enterrado y quemado en medio de una chacra

La policía está buscando a un sujeto, quien sería otro de los asesinos y habría fugado a la sierra liberteña para esconderse y evadir su delito.

Se confirmó las sospechas de los familiares del comerciante Raúl Tarrillo Vásquez (39), que desapareció misteriosamente el último sábado, luego de salir de su vivienda en Chocope, en la provincia de Ascope, con dirección al caserío de 9 de Octubre, de la localidad de Cascas, en Gran Chimú, en la región La Libertad, para recoger una carga que había comprado.

Su cuerpo fue encontrado enterrado y quemado en medio de una parcela de terreno de propiedad de los sospechosos del asesinato, la pareja de esposos Antero Arias Ruiz y Rosita Flor Gutiérrez Villalobos.

Tras recibir la denuncia en el Departamento de Investigación Criminal de Paiján, se inició la búsqueda del desaparecido y se detuvo a uno de los sospechosos con quienes el difunto se habría entrevistado antes de perderse.

Al no encontrar huellas del comerciante, dispusieron la detención de Rosita Gutiérrez, quien tras ser sometida un intenso interrogatorio confesó el crimen y enseño el lugar donde fue enterrado el cuerpo.

Según la confesión de la detenida cuando el negociante llegó a pedir su cosecha de coca que compró, fue golpeado con un palo por Antero Arias y luego reducido y amarrado para luego quitarle su dinero que llevaba consigo.

Al tener temor de ser denunciados la pareja optó por matar a Raúl Tarrillo y luego quemarlo y enterrarlo para desparecer el cuerpo.

Con los datos proporcionados, personal de criminalística inició la búsqueda de los restos del fallecido y fueron encontrados ayer en horas de la mañana, tras una semana de búsqueda. (La República).

Comentarios