Clausurarán planta concentradora de minerales de Mótil en Otuzco

La-planta-concentradora-de-minerales-Virgen-de-la-Puerta-Motil-UNT

La planta concentradora de minerales “Virgen de la Puerta”, que la Universidad Nacional de Trujillo (UNT) tiene en el caserío de Mótil, distrito de Agallpampa, provincia de Otuzco, será clausurada en los próximos días por carecer de estudio de impacto ambiental, licencia municipal de funcionamiento y autorización de la Gerencia Regional de Energía, Minas e Hidrocarburos de La Libertad, anunció esta mañana el legislador otuzcano Mayer Haro Rafael.

 

La autoridad regional ha calificado como irresponsable la decisión de la actual administración de la UNT de entregar la mencionada planta en concesión a terceros, sin contar con las autorizaciones respectivas de las autoridades competentes ni el estudio de impacto ambiental que respalden la ejecución de sus actividades productivas y comerciales, las mismas que se estarían desarrollando al margen del marco legal del sector.

 

Mayer Haro, mostrando un voluminoso expediente sobre este caso, expresó su preocupación ya que ni las autoridades universitarias ni los actuales concesionarios de la planta concentradora de minerales de la UNT, estarían haciendo las gestiones para subsanar las observaciones presentadas y que oportunamente se les hizo conocer.

 

Luego, explicó que desde abril de este año la planta es administrada por la empresa Comercializadora y Procesadora de Minerales del Norte SAC, representada por su gerente Carlos Salazar Durand, la que tomó el control después que la UNT  rescindiera el contrato que había suscrito con el Consorcio Amazónico Pele & Venus S.A.C., que tiene como gerente a Cecilia de Orbegoso Montoya.

 

El legislador otuzcano señaló que precisamente una de las causales para dar por concluido el contrato con este consorcio fue que este no cumplió con conseguir los permisos y programas medioambientales necesarios para operar legalmente la planta.

 

Añadió que, según la Resolución Rectoral 0192-2013/UNT, del 19 de febrero del 2013, las otras causales que la universidad tuvo en cuenta para rescindir el contrato fue porque el Consorcio Amazónico no cumplió con iniciar las operaciones ni otorgar las regalías; tampoco pagó seguros, lo que conllevó a inseguridad y riesgo para el personal de la planta y los alumnos practicantes.

 

Además, el 13 de febrero del 2013, los trabajadores de la planta concentradora interpusieron denuncia contra el consorcio por el incumplimiento en el pago de sus remuneraciones, ante la Gerencia Regional de Trabajo.

 

OTROS DATOS

 

En julio del 2005, durante la gestión del rector Carlos Sabana Gamarra, la UNT había entregado la administración de la planta a la Empresa Minera Kripton S.R.L., representada por su gerente general Jorge Oliverio Vereau Cortéz, por un periodo de cinco años, el mismo que culminó en julio del 2010.

 

El año 1993, el Gobierno Nacional, mediante Decreto Supremo Extraordinario N° 142-PCM-93, transfirió a la Universidad Nacional de Trujillo la planta concentradora de minerales para ser utilizada como centro experimental para la investigación científica y a la vez como fuente generadora de empleo productivo y recursos económicos que favorecerían directamente a las escuelas académicas de ingeniería de Minas, de Metalúrgica y Química.

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *