Chavimochic logra cultivar tres variedades de pitahaya

El Laboratorio de Biotecnología del Proyecto Especial CHAVIMOCHIC (PECH), ubicado en el Campamento San José (Virú), ha conseguido con éxito la micropropagación de tres variedades de Pitahaya: “Selenicereus megalantghus” (cáscara amarilla), “Hylocereus undatus” (cáscara rosada) y “Hylocereus sp” (pulpa morada), ésta última con suficientes antocianinas para la protección de células malignas, informó el abogado Carlos Matos Izquierdo, gerente de la irrigación liberteña.

El microbiólogo José Peredo Arias es el jefe del Laboratorio de Biotecnología y principal responsable de este logro que ubica al PECH a la vanguardia de nuevas propuestas tecnológicas para promover cultivos alternativos para los agricultores de los valles de influencia del Proyecto Chavimochic, añadió Matos Izquierdo.

“Estas frutas, con gran demanda en los mercados nacionales y extranjeros, contienen un alto valor nutritivo, según la FAO”, explicó Peredo Arias. “Estas plantas son producidas en nuestro laboratorio, vía micropropagación, libres de patógenos y son repotenciadas genéticamente”, añadió.

El avance ha sido exitoso con un 95% de rendimiento in vitro y ex vitro, asimismo se la ha instalado en el campo experimental “San José” (Virú), donde está en pleno desarrollo, siendo atractiva para los agricultores de la zona, quienes también son capacitados en el conocimiento de Buenas Prácticas Agrícolas y Manejo Integrado de Plagas y Enfermedades.

La Pitahaya es un tesoro desde el punto de vista nutricional, contiene antioxidantes, mucílagos, ácido ascórbico, fenoles. Es rica en Vitamina C, también contiene vitaminas del grupo B, minerales como calcio, fósforo, hierro, y tiene alto contenido en agua y posee proteína vegetal y fibra soluble. Las semillas, que son comestibles, contienen ácidos grasos beneficiosos. Y una de sus propiedades más destacadas es su acción antiinflamatoria y antioxidante, por todo ello la OMS recomienda su consumo.

Comentarios