Anciano de 68 años mata de dos balazos en el pecho a joven en una fiesta

La tarde de ayer, los agentes del Departamento de Investigación Criminal (Depincri) Norte, de La Esperanza, se dirigieron hasta la localidad de Huayo, en el distrito de Lucma, provincia de Gran Chimú, para capturar a un hombre de 68 años, quien habría asesinado a disparos a un joven de 28, en el 2009.

El victimario, Mauricio Arévalo Chunga (68), tenía una orden de captura por el asesinato de Wilson Oswaldo Rodríguez Pelaez (28), en una fiesta, el 24 de mayo del 2009.

Según lo que relatan los testigos, esa noche, ambos sujetos estaban en una fiesta, bebiendo licor, sin ningún inconveniente. Sin embargo, habría aparecido en el mismo grupo de amigos el cuñado de Mauricio Arévalo, quien, aprovechando el estado de embriaguez de Wilson Rodríguez, intentó hacerlo firmar unos papeles, para revocar al alcalde del distrito.

Wilson Rodríguez se negó a estampar su rúbrica. Por este motivo, le increparon y comenzaron a discutir. Para evitar una pelea, Wilson fue llevado a su casa.

Al llegar a casa, Rodríguez Pelaez advirtió que su motocicleta se encontraba en el lugar de la fiesta. Entonces volvió para traerla y, cuando ya estaba en el asiento de su vehículo, apareció el asesino, portando un arma. No dudó en estamparle dos balazos en el pecho.

Desde entonces, pesa una orden de captura sobre Arévalo Chunga. En estos años había salido bien librado, pues huyó a un lugar desconocido. Pero hace dos meses volvió, como si no hubiese pasado nada, a su localidad, Huayo.

Como los pobladores del lugar le tienen miedo, según lo que afirma la tía de la víctima, Vilma Rodríguez Reyna, ella decidió acudir hasta la comisaría para exigir la captura del asesino de su sobrino. (Fuente: Satélite)

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *