2 mil empresas podrían ser sancionadas por no manejar adecuadamente sus aguas residuales

2 mil empresas podrían ser sancionadas por no manejar adecuadamente sus aguas residuales

 

Cámara de Comercio y Producción La Libertad ofrecerá seminario el 22 de mayo, el cual busca incentivar a empresas a adecuarse a Decreto Supremo N°021-2009-VIVIENDA, antes de ser multadas.

 

Ante la constante negligencia de las empresas por tratar de forma inapropiada sus descargas de aguas residuales al sistema de alcantarillado, un promedio de 1.200 firmas podrían ser sancionadas en nuestra ciudad de acuerdo al Decreto Supremo N°021-2009-VIVIENDA, el cual insta a que se adecúen a los Valores Máximos Admisibles (VMA) que señala la norma.

 

Así lo informó el jefe de la Oficina de Gestión Ambiental de Sedalib, Juan Mimbela León, quien agregó que se encuentran trabajando arduamente en la difusión de la norma para evitar que las empresas sean multadas con montos onerosos.

 

“Por nuestra parte, hemos venido realizando talleres de información, capacitación y sensibilización, teniendo reuniones periódicas con los diferentes actores para que en forma gradual se adecúen a la norma que entró en vigencia el 5 de setiembre del 2013”, señaló el funcionario, quien disertará este tema el próximo 22 de mayo en el seminario ‘Regulación de las Aguas Residuales no domésticas y uso de tecnologías limpias’, que organiza la Cámara de Comercio y Producción La Libertad (CCPLL) y es auspiciado por los Laboratorios NKAP.

 

Según Mimbela León, las empresas que más residuos arrojan por las redes de alcantarillado son, en primer lugar, las curtiembres, los servicentros y talleres de metalmecánica; que concentran metales pesados como cromo, sulfuros, cadmio, arsénico y plomo. Le siguen las empresas de servicios como camales, peladeros, avícolas, mercados; que desaguan materia orgánica y sólidos. Por último, los restaurantes y centros médicos en general.

 

Ejemplo a emular

 

Una de las empresas adecuadas al decreto supremo, y la primera y única en el norte del país, es el restaurante Big Ben, ubicado en el distrito de Huanchaco, que implementó su Programa de Adecuación y Manejo Ambiental (Pama), con el fin de no sobrepasar los Valores Máximos Admisibles.

 

“Nos estamos adecuando al Pama desde hace unos tres meses, gracias a Proambiente ICP, el organismo de la Cámara que hace estudios de impacto ambiental. En 21 años de funcionamiento, siempre ha sido nuestra filosofía nuestra responsabilidad con el medio ambiente. Esperamos ahora optimizar el manejo de residuos sólidos y el uso del agua, dos factores que contribuyen enormemente a mejorar la calidad de nuestros servicios”, contó el gerente general, Leoncio Rojas Gallardo.

 

Si las aguas que se vierten al alcantarillado no se regulan, podrían ocasionar perjuicios como el deterioro de la calidad de vida de la población, contaminación de las playas, imposibilidad del uso de las aguas residuales tratadas y el deterioro prematuro de la infraestructura sanitaria.

 

Para mayor información del seminario, contactarse al 484210 anexos 27 y 45 o escribir al correo [email protected]

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

6 − 3 =