Odebrecht negocia venta de Chavimochic con dos empresas, ¿cuándo se cerrará la operación?

Según Mauricio Cruz de Odebrecht, luego de cerrar la venta de Chavimochic se verá la posibilidad de vender el saldo que tienen en la concesionaria Rutas de Lima (25%).

Otro de los activos que próximamente venderá la empresa brasileña Odebrecht es el proyecto Chavimochic Etapa III y según el representante de la empresa en Perú, Mauricio Cruz, dicha operación se está negociando con dos firmas interesadas.

“Esto (el cierre de la venta) puede ocurrir en 30 o 45 días”, declaró el ejecutivo a AFP.

El Proyecto Especial Chavimochic consiste en el desvío de las aguas del río Santa a través de un canal de 280 km hacia los valles e intervalles de Chao, Virú, Moche y Chicama.

La construcción de las Etapas I y II permitió el mejoramiento del riego de más de 78 mil hectáreas de tierras agrícolas, la incorporación de 66 mil hectáreas nuevas para el cultivo, que totalizan 144 mil hectáreas, la generación hidroenergética y la dotación de agua potable a la ciudad de Trujillo.

Cruz agregó que luego de cerrar la venta de Chavimochic se verá la posibilidad de vender el saldo que tiene Odebrecht en la concesionaria Rutas de Lima (25%).

La empresa tiene un programa de venta de activos para hacer caja y enfrentar procesos judiciales, además de pagos por reparaciones civiles, luego de haber admitido el pago de sobornos a cambio de obras públicas en Brasil y otros países de América Latina, en el escándalo “Lava Jato”.

Otra operación de venta que ya se realizó fue la de la represa Olmos, también en el norte, aunque está pendiente la transferencia de acciones.

“En Perú no sería necesario vender todo (…) Pero el gobierno no quiere que Odebrecht opere esos proyectos, y estamos atendiendo el deseo del gobierno”, declaró a la agencia AFP.

En enero, el gobierno le ejecutó una carta fianza por 262 millones de dólares, ya que Odebrecht no pudo demostrar capacidad financiera para continuar con el proyecto del Gasoducto Sur Peruano, valorizado en 7.000 millones de dólares.

El gobierno ha pedido a Odebrecht que se retire del Perú y un decreto del Ejecutivo de febrero impide contratar con el Estado a toda empresa que haya incurrido en actos de corrupción.

También obligó a que la venta de los activos de la constructora pase a un fideicomiso, para garantizar el pago de la reparación civil. La forma en que se está aplicando esta norma, según Odebrecht, le está complicando tanto sus operaciones de venta como el pago a sus proveedores.

Odebrecht ha reconocido en Perú el pago de US$ 29 millones en sobornos a cambio de obras públicas entre 2005 y 2014, período que comprende los gobiernos de Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala. (Gestión).

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *