Más de 80 mil pequeños agricultores son afectados por la paralización de obras en Chavimochic

La Cámara de Comercio de La Libertad (CCLL) exhorta a las autoridades competentes a tomar la decisión política para la reanudación de los trabajos en la presa Palo Redondo, a fin de evitar mayores perjuicios económicos y conflictos sociales en la región.

A pocas horas de la presentación del gobernador regional de La Libertad, Manuel Llempén Coronel, en el Consejo de Ministros para sustentar el desarrollo de proyectos de interés regional, entre ellos la culminación de la primera fase de la III etapa del Proyecto Especial Chavimochic (PECH), la Cámara de Comercio de La Libertad exhorta a las autoridades del Gobierno Central a buscar una salida, dentro del marco de la legalidad, que permita la culminación de la presa Palo Redondo en el más breve plazo posible.

El presidente del gremio empresarial, Hermes Escalante Añorga, hizo hincapié en que la paralización de la III etapa del mencionado proyecto y en especial la culminación de la presa Palo Redondo está generando un impacto negativo para La Libertad, en el plano económico por la falta de generación de puestos de trabajo formales, y los posibles problemas sociales que se generará por la falta de agua para los pequeños agricultores de los valles de Moche, Chao y Virú, así como para la población de Trujillo que utiliza este recurso como agua potable.

“En época de estiaje, que comenzó el pasado 14 de agosto, los agricultores de los valles antes mencionados son los más perjudicados, pues están sufriendo una severa restricción de la dotación de agua, la cual debería ser de por lo menos 7 metros cúbicos por segundo y que ahora se encuentra al 50 %; es decir es de apenas 3.5 metros cúbicos por segundo, llegando la semana pasada a ser la restricción total para Moche, lo cual ha generado incertidumbre en los agricultores de esta zona”, sostuvo Escalante Añorga.

En los Valles Viejos de Moche, Virú y Chao son 63 mil hectáreas las que se ven perjudicadas con este drástico recorte de agua, la cual proviene del río Santa, pues nuestra región no tiene independencia hídrica, la cual podríamos alcanzar con la culminación de la presa Palo Redondo.

“Lamentablemente mientras se mantenga esta situación, los aproximadamente 85 mil agricultores de las zonas antes mencionadas, que en promedio poseen un cuarto de hectárea o media hectárea cada uno, seguirán siendo los más perjudicados. Cabe precisar que de persistir estas restricciones, la cosecha de palta del año próximo corre grave riesgo, con las cuantiosas pérdidas económicas que esto conllevaría”, añadió el líder del gremio empresarial.

Asimismo, Escalante Añorga agregó de continuar la paralización de obras en la presa Palo Redondo, la escasez de agua podría afectar también a la población de Trujillo, generando un serio problema social, pues como se sabe, Chavimochic abaste aproximadamente el 55 % de la demanda de agua potable en la provincia de Trujillo, lo que comprende los distritos de Trujillo, Víctor Larco, La Esperanza, El Porvenir y Salaverry, cuya población es de aproximadamente 782 mil habitantes.

Es oportuno mencionar que de acuerdo a las estimaciones realizadas, a través de los años el PECH, en su I y II etapa ha generado 100,000 puestos de trabajo directo y 500,000 de forma indirecta, y que la detención de obra está ocasionando que se dejen de generar 90 mil puestos formales más. Por otro lado, en el 2018, el monto total de exportaciones de La Libertad ascendió a US$ 2,690 millones, de los cuales US$ 1,320 millones; es decir, el 49 % fue aportado por la agroexportación

Comentarios