Matan a vigilante de camión repartidor de abarrotes en La Esperanza

Matan a vigilante de camión repartidor de abarrotes

 

A QUEMARROPA. Jacinto Castillo fue acribillado por delincuentes en La Esperanza cuando intentaba frustrar atraco.

 

El vigilante de un camión repartidor de abarrotes y bebidas fue cruelmente asesinado ayer cuando trató de frustrar un asalto al vehículo al que prestaba seguridad. El hecho de sangre ocurrió  cerca a la 1:00 p.m. en la cuadra 15 de la calle José Martí, en el convulsionado distrito de La Esperanza.

 

A esa hora, el camión de la distribuidora mayorista Almapo, de placa de rodaje B5B–700, se encontraba descargando mercadería en una tienda de la zona, cuando de pronto aparecieron tres delincuentes que sorprendieron a tres trabajadores del camión y al vigilante. Los malhechores buscaban apoderarse del dinero de las cobranzas y ventas del día.

 

Jacinto Castillo Síbory (24), el joven encargado de dar la seguridad al camión repartidor, desenfundó su arma y se enfrentó a los maleantes, pese a que se encontraba en inferioridad numérica.

 

Esto enfureció a los malhechores que a quemarropa le descerrajaron dos balazos en el cuerpo, dejándolo tendido en el suelo en un charco de sangre. Luego se apoderaron del dinero y se dieron a la fuga caminando, como si nada hubiera pasado.

 

El vigilante fue llevado de emergencia al Hospital Regional Docente de Trujillo, donde llegó agonizando. Desgraciadamente, debido a la gravedad de sus heridas, los galenos nada pudieron hacer para salvarle la vida y se limitaron a certificar su deceso.

 

Al nosocomio llegaron los familiares de Jacinto Castillo, quienes protagonizaron desgarradoras escenas de dolor y llanto.  El infortunado vigilante trabajaba más de cinco años para Almapo, residía en el sector Río Seco, del distrito de El Porvenir y era el único sostén de su familia. Deja viuda y dos menores hijos: una niña de 7 y un varón de 14 años de edad.

 

“Jacinto trabajaba para mantener el hogar y darle los estudios a sus hijos. Su esposa es ama de casa. Exigimos que la Policía capture a los asesinos y que la justicia los castigue duramente”, dijo una de las hermanas del occiso.

 

El camión repartidor se encuentra en el Departamento de Investigación Criminal (Depincri) Norte de La Esperanza, para las investigaciones correspondientes. (Fuente: La República)

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

twelve + six =