“Día del Niño Peruano” celebró el Gobierno Regional con menores de aldea de Quirihuac

Gratos momentos pasaron el fin de semana último los 34 menores del albergue infantil de Quirihuac al recibir la visita de funcionarios del Gobierno Regional de La Libertad, con obsequios para celebrar el “Día del Niño Peruano”. Al final los más pequeños mostraron sus dotes artísticas para el canto, baile y declamación, ganándose el aplauso del caso.

El gerente general del GRLL, Manuel Llempén Coronel, que transmitió el saludo por la fecha del gobernador César Acuña Peralta, resaltó ante los presentes que la actual gestión regional viene trabajando para reducir las brecha de inequidad que hay entre los niños de las ciudades, pueblos y caseríos de La Libertad, especialmente en educación y salud.

“Se están generando las condiciones para que los niños y jóvenes tengan mejores oportunidades para su desarrollo integral y bienestar. Eso constituye el gran cambio de la región en el que trabaja César Acuña, dotarlos con nuevas y mejores, instituciones educativas, carreteras y todo lo que sean necesario para que su futuro sea mejor, dijo.

El año 2002, el Congreso de la República estableció a través de la Ley N° 27666 que cada segundo domingo de abril se celebre en nuestro país el “Día del Niño Peruano”. Esta fecha nace por la necesidad de proteger a los niños y de dejarlos vivir sus etapas como sus derechos lo exigen, sin maltratos, ni agresiones, con un trato digno, lleno de amor y valores.

La visita a los menores la hizo en compañía de la gerenta de Desarrollo e Inclusión Social, María Elena Neyra Rodríguez; y la gerenta de Imagen Institucional, María Elena Pérez Orbegoso, siendo recibidos por la directora de la aldea, Cristina Sandoval, quien agradeció la presencia de los funcionarios presentes y su constante preocupación por conocer de cerca la situación de los niños.

Neyra Rodríguez puntualizó que el compromiso de esta Gerencia es dar el mayor esfuerzo por brindarle mejores condiciones a la niñez, que por diversos motivos, son acogidos en una ambiente donde crecen rodeados de cariño y afecto, siempre bajo el cuidado de sus madres sustitutas, garantizándoles un desarrollo integral adecuado y acorde con su edad.

La aldea de Quirihuac ofrece atención actualmente a niños  y jóvenes de entre 0 a 17 años, los que están ubicados en módulos familiares de acuerdo a su edad cronológica y sexo; cada uno de estos módulos está a cargo de una madre sustituta, la que brinda a los niños todo su amor y cariño, formándolos y educándolos adecuadamente.

Comentarios

Déjanos un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

18 − 14 =