Alcaldesa autoriza no “renovar” contratos de empleados CAS, pero luego se retracta

Share:

Sin embargo, luego ordenó a gerente encargado de Personal detener proceso. Vocero de Elidio la critica.

En medio de los líos por la no renovación de los trabajadores adscritos al Contrato Administrativo de Servicios (CAS) en la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT), ahora un documento revela que la alcaldesa Gloria Montenegro Figueroa, habría ordenado la medida que dejaría fuera del aparato edil a más de 2 mil empleados, para luego arrepentirse.

Es decir, que primero aceptó el pedido expreso que le hiciera el representante del electo burgomaestre Elidio Espinoza Quispe, Ismael Iglesias, de no “renovar o prorrogar” los contratos de los empleados CAS, para luego, literalmente, obligar a uno de sus funionarios de dejar sin efecto las cartas enviadas a estos trabajadores en las que se les informaba que luego del 31 de diciembre ya no iban más en sus labores en la comuna trujillana.

 El caso de los CAS empezó el último diez de diciembre, cuando Ismel Iglesias envía una carta a Gloria Montenegro solicitando que no se renueve los contratos de los trabajadores CAS, tanto de la misma MPT así como también de “los otros órganos desconcentrados (como el Plan de Desarrollo Territorial de Trujillo – Plandet, el Proyecto Esepcial de Recuperación del Patrimonio, etc.), y también sus órganos desecntralizados (como el Satt, Segat, TMT, Saimt, etc.), y otros que pudieran estar involucrados…”, se lee a letra en la misiva.

En respuesta del documento, la alcaldesa aseguró que no habría renovación de los trabajadores de dicho régimen laboral. “Debo precisarle que esta gestión no tiene prevista la renovación (o prórroga de contratos CAS). En consecuencia, ellos laborarán hasta el 31 de diciembre de 2014, siendo dicha situación extensiva a los órganos descentralizados u OPDs”, citaba el oficio firmado.

Sin embargo, ya luego de las respuestas formales entre Montenegro y el vocero de Elidio Espinoza; la Gerencia de Personal preparaba y enviaba las cartas a los CAS anunciando que solo trabajarían hasta el 31 de diciembre. Fue entonces que el último viernes 19 aparece un revelador documento y estalla el escándalo.

En dicha misiva, se señala que el jefe encargado de la Gerencia de Personal, Jairo Marcelo Cubas, es convocado al despacho de Montenegro Figueroa por el señor Fernando Rafael Limonchi, quien, según se aprecia en el documento, se presentó como el asesor de Alcaldía, y puso en comunicación telefónica a Marcelo Cubas con la burgomaestre.

Según se lee en el oficio N° 4316-2014-MPT/GPER, Montenegro, muy alterada, gritó a Marcelo a través de la línea telefónica cuestionándolo: “¿Quién se había creído usted al enviar esa carta a los CAS?, ¿quién le había dado esa orden de enviar esas cartas?, ¿cuántos años de servicio tiene usted en la municipalidad, de inmediato usted me deja sin efecto esas cartas? y otras expresiones similares”, dice a la letra.

Seguido a ello, Marcelo Cubas refiere en el oficio, que fue enviado al gerente municipal Jesús Jiménez García, que él se había limitado a cumplir lo ordenado por el mismo despacho de alcaldía y la Gerencia Municipal de acuerdo a ley, y que ponía su cargo a disposición.

Luego, se retiró a su oficina, pero el supuesto asesor Limonchi llegó otra vez y “a voz en cuello exigía que deje sin efecto las cartas que se estaban enviando”.

Así fueron narrados los hechos por parte de Jairo Marcelo Cubas. En el documento también consideraba que se le estaba desautorizando, pese a que existía el oficio Nº 1925-2014-MPT-GM, en donde la alcaldesa le ordena atender la no renovación o prórroga del personal CAS.

Respecto a todo ello, el regidor oficialista Dante Chávez Abanto restó importancia al documento que compromete a Gloria Montenegro, remarcando que la culpa de todo la inició Elidio Espinoza al enviar dicho documento en la que piden no renovar a los CAS.

“Acá lo importante es ver cómo queda la gestión entrante. Se han metido un autogol, porque el Satt (al no tener personal) va a dejar de recaudar un montón de tributos e impuestos que les correspondía en enero y febrero”, dijo.

En relación al documento redactado por Jairo Marcelo en la incrimina a Montenegro a desistir de seguir enviando las cartas de no renovación de los CAS, el regidor señaló: “Seguro que de manera inteligente, porque ya tiene ocho años en la gestión pública, (Gloria Montenegro) ha dispuesto que no dejen las oficinas vacías”, argumentó el también electo consejero regional apepista.

A su turno, Ismael Iglesias criticó a Gloria Montenegro refiriendo que “no hay coherencia entre lo que se dice y lo que se actúa”.

“Acá, lo menos que se puede sospechar es que hay ‘gato encerrado’. Quieren dejar una cantidad enorme de CAS a la gestión entrante. Siguen comprometidos a cumplir favores políticos y si los han contratado, que asuman su responsabilidad”, sostuvo.

En tanto, refirió que la administración saliente ha venido gastando más de lo que debería hacerlo.

“La municipalidad no puede gastar más de lo que ingresa. Nosotros vamos a tener un manejo responsable de la cosa pública. Todo lo que ingresa no puede ir al pago de planillas, sino, dónde está la inversión pública que se tiene que hacer. No es justo que se nos deje una planillas de más de siete millones de soles a pagar desde el próximo año. Eso es irresponsable”, acotó. (Fuente: Correo).

 

Comentarios

Previous Article

Inauguran nuevo y moderno intercambio vial del Óvalo Grau

Next Article

Municipalidad de Trujillo no está en quiebra: Hay 104 millones en cuentas por cobrar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *